ZeC critica el “desmantelamiento” de la función social de Zaragoza Vivienda

Santisteve ha criticado que pese a la grave crisis derivada de la pandemia, los alquileres han incrementado su precio

El grupo municipal de Zaragoza en Común critica la situación en la que se encuentra la sociedad municipal de Zaragoza Vivienda que, según afirman desde la formación, “sufre un desmantelamiento de su función social” al tiempo que “prepara nuevos recortes”, según el reciente correo electrónico enviado por el Gerente de Zaragoza Vivienda al que ha tenido acceso Zaragoza en Común.

Desde el grupo han trasladado su preocupación por “el giro” que ha experimentado la sociedad en las políticas de vivienda desde la llegada del nuevo gerente, y los recortes en vivienda social que ya se están produciendo por parte del gobierno de PP-Cs. “La sociedad ha dado pasos que suponen recortes para la protección del derecho a la vivienda, objetivo fundamental de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda desde sus inicios”, ha expresado el portavoz de la Zaragoza en Común, Pedro Santisteve.

También han criticado la suspensión del programa de captación de vivienda vacía para alquiler social, ya que dicen que, desde entonces, “no han dejado de tomar decisiones que convierten a Zaragoza Vivienda en una agencia inmobiliaria que poco tiene que ver con la función social con la que fue creada”.

En este sentido, Santisteve ha afirmado que, “a pesar de la grave crisis económica consecuencia de la pandemia y que ha afectado, sobre todo, a las familias más vulnerables, la sociedad ha aplicado una subida encubierta de hasta un 30% en el precio de los alquileres que se han renovado en este periodo, una incremento producido por dejar fuera de la cuota de alquiler los gastos de la comunidad”.

Además, a este incremento de los alquileres municipales, ZeC afirma que hay que sumar la negativa a la reducción de un 50% del alquiler a la que podían acceder la familias afectadas por la crisis de la Covid-19 y que no ha aplicado el gobierno de PP-Cs. Además, ha paralizado las condonaciones de deuda y ha cancelado el servicio que se ocupaba de cambiar la bañera por una ducha en casos de necesidad.

En esta línea y como medida de ahorro de costos, “también se ha cambiado la política de mantenimiento de viviendas. Ahora son los inquilinos los que tras comunicar el desperfecto de la vivienda asumen el costo de la reparación aún en los casos en los que Zaragoza Vivienda es quien debe hacerse cargo. Solo si lo comunican y reclaman pueden recuperar el dinero”.

Desde Zaragoza en Común se han mostrado preocupados por la resolución del Ministerio de Hacienda que obliga a computar la deuda de Zaragoza vivienda como deuda Municipal y que esta sea la excusa perfecta para continuar con los recortes en la función social de Zaragoza Vivienda. En el correo, el gerente de la sociedad se refiere a reducir gastos de estructura. “Nos preocupa que con este término se haga referencia a posibles recortes en la plantilla, y que estos puedan ir dirigidos a los programas de atención social y ciudadana”, ha expresado Santisteve.

Sin embargo en esto últimos meses, apuntan desde la formación, “sin contar con el consenso de todos los grupos políticos, Zaragoza Vivienda ha creado tres nuevos puesto de trabajo, de personal altamente cualificado, en cuyo procesos de selección actualmente participa personalmente el gerente: un Director Técnico, con un salario de 51.792,34 euros, Jefe de Sección de instalaciones con un salario de 47.266,35 y un Jefe de Comunicación, con una salario similar”.

Print Friendly, PDF & Email