El PP carga contra el cierre de urgencias en Zaragoza por llegar “a espaldas” de los profesionales

La diputada popular Ana Marín ha pedido a Sanidad que reconsidere su postura
La diputada popular Ana Marín ha pedido a Sanidad que reconsidere su postura

El Partido Popular ha criticado este miércoles la decisión del Gobierno de Aragón de cerrar los servicios de urgencias de algunos centros de salud durante las noches en la ciudad de Zaragoza. Según ha defendido la portavoz popular de Sanidad en las Cortes, Ana Marín, la decisión se ha tomado “a espaldas” de los profesionales, que verán cómo sus condiciones laborales y carga de trabajo se verán perjudicadas.

La decisión forma parte de un plan el Salud para reorganizar la atención continuada en la ciudad de Zaragoza y optimizar así sus recursos humanos y materiales. Sin embargo, Marín ha lamentado estas medidas, que precarizan aún más a unos profesionales ya castigados. Como ejemplo, la popular ha recordado que los profesionales de atención especializada reciben en Aragón contratos de un máximo de cuatro meses, cuando en comunidades vecinas alcanzan los dos años.

Los cierres de estos servicios de atención continuada en centros de salud de la capital aragonesa comenzaron ya en abril del año pasado, cuando en pleno confinamiento se cerró este servicio en Delicias Norte y Sur, Universitas, Valdefierrro, Oliver y Miralbueno. Entonces, se centralizaron todos estos servicios en el centro de salud de la Bombarda, que según los populares sufrió una gran saturación y carga de trabajo para sus profesionales.

Ahora, el Salud espera reordenar otros sectores sanitarios de la ciudad agrupando en el Picarral a los usuarios de Actur Sur, Arrabal y Parque Goya; en las Fuentes Norte a los de Rebolería y Torre Ramona; y en Sagasta, a los de Almozara, Casablanca, Seminario y San Pablo. En total, los populares calculan que los cambios podrían afectar a 78 médicos de atención primaria y más de 90 de atención especializada.

“Es un servicio público y necesario, cuyo cierre supone dejar a miles de zaragozanos sin punto de urgencias en su zona de salud”, ha explicado Marín, advirtiendo de que esta situación provocará un aumento de las atenciones de urgencias en los hospitales, ya de por sí congestionadas.

Ante esta situación, y para pedir al Gobierno de Aragón que reconsidere su decisión, el grupo parlamentario del PP llevará a la próxima Comisión de Sanidad una propuesta no de ley al respecto. En ella, los populares instarán al ejecutivo a que no continúe con este cierre de servicios, o que en cualquier caso lo haga sentándose en la mesa con los profesionales para decidir los pasos a tomar en esta reestructuración.

Print Friendly, PDF & Email
La diputada popular Ana Marín ha pedido a Sanidad que reconsidere su postura