Clásicos como El Lazarillo, La Celestina, Juana la Loca y la Odisea toman el Teatro de las Esquinas

La primera cita será el martes 28 de junio con “Celestina Infernal”, una adaptación de la tragicomedia de Rojas. Imagen: Daniel Marcos

Algunos de los grandes clásicos de la cultura llegan próximamente al Teatro de las Esquinas. Será en un festival de teatro inédito llamado “Delicias Clásicas” compuesto por cuatro espectáculos que rememorarán simbólicos personajes como El Lazarillo de Tormes, La Celestina, Juana la Loca y Ulises. El objetivo de este proyecto reside en celebrar los tradicionales festivales de teatro clásico de las épocas estivales, como los que se llevan a cabo en Mérida o Almagro. Las entradas ya se encuentran a la venta por un precio de 12 euros e incluso existe la posibilidad de adquirir bonos para ver las cuatro funciones completas por 40 euros.

“Este teatro es todo un referente en nuestra ciudad y esta propuesta es muy innovadora. Es un lujo poder disfrutar de unas jornadas de teatro clásico estival y solo espero que veamos más ediciones en el futuro”, ha comentado la vicealcaldesa de Zaragoza y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, que ha asistido a la presentación del festival.

El presidente de la Junta Municipal de Delicias, Alfonso Gómez, también presente, ha destacado precisamente esa esperanza de continuidad: “Esperemos que el proyecto se amplíe, evolucione y mejore, aunque es difícil con el fantástico programa que se ha preparado para este año. Queremos poner estos clásicos al alcance de personas de todas las edades, pero sobre todo, están especialmente dedicados a los más jóvenes”.

La primera cita será el martes 28 de junio a las 19.30 horas con “Celestina Infernal”, una adaptación de la emblemática tragicomedia de Fernando de Rojas. Un espectáculo dirigido esencialmente al público adulto y representado por títeres “casi humanos” donde no faltan los amores apasionados, la violencia, la muerte y el humor más negro. Celestina en esta ocasión es básicamente una bruja que se vale de oscuros procedimientos para alterar y pervertir las voluntades. La compañía encargada de la obra es Teatro Corsario, que ha realizado hasta la fecha más cuarenta funciones donde destaca la puesta en escena de los clásicos del Siglo de Oro.

El miércoles 30 de junio llega “Juana, la reina que no quiso reinar”, sobre la emblemática Juana I de Castilla, conocida como Juana la Loca. Se trata de un emocionante testimonio de la hija de los Reyes Católicos que fue casada de adolescente contra su voluntad y después encerrada casi 50 años por la única locura de ser mujer antes que reina y defender el amor por encima del poder. Gema Matarranz será la encargada de ponerse en la piel de Juana e incluso ofrecerá una master class ese mismo día a las 12 de la mañana.

“Nosotros somos un teatro de proximidad y queremos que estos clásicos se asienten en el barrio y en la ciudad. Son obras que hablan del pasado pero también del presente y todos los proyectos que hagamos quedarán para las generaciones posteriores. Esperamos que os gusten porque les hemos puesto mucho cariño”, ha explicado el responsable del Departamento de Dirección Artística del Teatro, Carlos Martín.

El jueves de la semana que viene, a las 19.30 horas como el resto de obras, aterrizará en este templo cultural de Delicias “El Lazarillo de Tormes”. Será en un formato adaptado de la novela con el mismo nombre, una de las más importantes de la literatura española. La novedad de esta propuesta consiste en la poderosa guitarra cómplice de José Luis Montón, que junto a la voz del Lazarillo representado por Antonio Campos, escenificaran la vida de un antihéroe pregonero y pícaro a través de la música. Antonio también llevará a cabo una master class ese mismo día a las 12 horas de la mañana.

Finalmente, el festival llegará a su fin con “La Osadía” el viernes 2 de julio. “Si en la Odisea de Homero se masca la tragedia, en la Osadía se mastica como el que no sabe comer chicle y le extrae todo su sabor en los primeros bocados”. En esta función se explora el mundo de las penurias, las contradicciones, la búsqueda de uno mismo por los caminos más retorcidos para conseguir la aceptación. La Chana Teatro ha coordinado la organización de esta representación, una compañía que pone en el foco de su trabajo al objeto, la palabra, el espacio y la interpretación.

“Este es un proyecto soñado. Son los típicos espectáculos joya que cuando ves fuera de Zaragoza quieres traerlos rápidamente. Animamos al público a que venga al teatro, donde van a ver clásicos pero de una manera diferente. Zaragoza no ha parado de apostar por la cultura y eso es algo de lo que estamos muy orgullosos”, ha finalizado la responsable de Programación del Teatro de las Esquinas, Raquel Anadón.

Print Friendly, PDF & Email