Alberto Monsalvo: “Tenía clarísimo que Raúl Jardiel debía ser la piedra angular del nuevo proyecto”

Alberto Monsalvo es el nuevo director deportivo del CD Ebro

El CD Ebro arranca nuevo proyecto futbolístico bajo la dirección deportiva del ex futbolista, segundo técnico y entrenador de porteros Alberto Monsalvo (Zaragoza, 39 años). Tras una temporada diferente en la que el equipo se ha quedado a las puertas de colarse en la Primera RFEF, la nueva campaña se afronta con ambición y optimismo, sobre todo por el regreso al campo de La Almozara, el barrio “de toda la vida” que tantas alegrías ha repartido durante décadas. El objetivo que persigue Monsalvo no es otro que “aragonizar” el club, para lo que ya ha establecido la piedra angular del proyecto con Raúl Jardiel como primer entrenador.

El conjunto arlequinado todavía desconoce el grupo en el que estará encuadrado a lo largo del próximo año en la Segunda RFEF, pero el nuevo director deportivo tiene claro que no hay espacio para las dudas ni el temor. Consciente de la remodelación estructural que van a tener que llevar a cabo este verano, el zaragozano se mantendrá fiel a la idiosincrasia de su equipo apostando por la humildad, valentía, exigencia y profesionalidad como pilares fundamentales.

Pregunta.- ¿Cómo se autodefine Alberto Monsalvo?
Respuesta.- Me considero una persona humilde y trabajadora, valores que defiende el propio CD Ebro. En el ámbito del fútbol vengo desde abajo. Como vulgarmente se suele decir, soy un tipo que “viene del barro, vive del barro y al que le gusta estar en el barro”.

P.- ¿De qué forma valora la última temporada del CD Ebro?
R.- Ha sido una temporada complicada por la situación nacional de la pandemia. Todos teníamos el mismo propósito de competir hasta el final. Nos hemos quedado a las puertas de conseguir una plaza en la Primera RFEF, pero no hemos dejado de estar cerca de cumplir el objetivo. Esto nos tiene que servir a modo de espejo para la próxima campaña.

El CD Ebro presentó nuevo proyecto a inicios de junio

P.- ¿En qué medida ha afectado la Covid a la preparación y rendimiento del equipo en este año tan diferente y complejo?
R.- Al inicio acoges a los futbolistas con un periodo veraniego de inactividad más largo. Evidentemente todos son profesionales y estamos seguros y convencidos de que han realizado sus trabajos pertinentes en la época estival, pero es cierto que surge una especie de interrogante.

Durante la temporada nos hemos ido habituando a las diferentes pruebas y análisis Covid. Afortunadamente, en nuestro vestuario no se ha producido ningún caso directo de coronavirus, pero nos hemos visto obligados a detener el ritmo de la competición ante los positivos en equipos rivales. Esto ha provocado el aplazamiento de algún partido, por lo que la capacidad de adaptación ha sido crucial.

P.- ¿Cómo ha influido la ausencia de público en las gradas durante esta temporada?
R.- Concretamente, en Aragón ha sido un aspecto determinante porque casi toda la temporada ha transcurrido sin público en los estadios. En cambio, hemos jugado en otras comunidades donde sí se permitía entrada de asistentes. Además, quiero romper una lanza a favor de equipos aragoneses que tienen más apoyo social que nosotros y ahí nos hemos encontrado todos en inferioridad respecto a otras autonomías.

Nos hemos sentido un tanto perjudicados. Como se suele decir, los aficionados son el jugador número doce, ese que te da el aliento cuando más lo necesitas, el que te ayuda a meter el gol desde la grada o el que evita que recibas un tanto en contra.

P.- Usted era segundo técnico y entrenador de porteros dentro de la plantilla dirigida por Manolo Sanlúcar. ¿Qué le aportó a nivel personal y profesional?
R.- Llevo cuatro años desempeñando la misma figura en el club, un periodo con diferentes entrenadores y directores deportivos, de los cuales aprendes muchísimo. Me gustaría nombrarlos a todos, desde el mismo Ander Garitano que me dio la posibilidad de poder estar en el club junto a Emilio Larraz como técnico, pasando por Manolo González, Pepe Cuevas o Manolo Sanlúcar. No me gusta individualizar en una pareja de personas, sino en todo este grupo de tremendos profesionales que, por si fuera poco, se prestan a ofrecer y compartir lo máximo que pueden dar de sí.

P.- ¿Cómo acogió la noticia de su nombramiento como director deportivo?
R.- En un momento en el que el club decidió que el contrato de Pepe Cuevas había tocado a su fin, se sentaron conmigo y me ofrecieron la posibilidad de continuar creciendo. Me lo propusieron sabedores de mi trayectoria ejerciendo diferentes funciones en el cuerpo técnico y conociendo mi meticulosidad. Tuvimos un “in pass” para valorarlo bien porque es un puesto de mucha responsabilidad para el club y yo quería estar a la altura. Al final cogimos el toro por los cuernos y aquí estamos ahora.

Monsalvo, durante un entrenamiento del CD Ebro

P.- ¿Qué espera de Raúl Jardiel?
R.- Yo tenía clarísimo que Raúl debía ser la piedra angular, la más importante del proyecto. Es una persona humilde, trabajadora y honrada que encarna los valores del club al 100%. Solo espero que se comporte como el auténtico profesional y currante que es. Estoy seguro de que nos dirigirá de maravilla.

P.- ¿Qué tal era su relación con el anterior director deportivo, Pepe Cuevas?
R.- Mi relación con Pepe, como la de cualquier otra persona humana, ha sido siempre buenísima. Un hombre fabuloso y entrañable. Su profesionalidad resulta intachable e innegociable, y así lo ha demostrado desde que llegó al club. Es un profesional enorme y, a nivel personal, todo corazón, cariño y afecto.

P.- ¿Cuál es la intención y los principales objetivos del nuevo proyecto?
R.- El principal objetivo no es otro que disfrutar currando. A nivel deportivo, todavía es temprano porque desconocemos las bases de la competición y no sabemos en qué grupo vamos a encuadrarnos. Pero te puedo decir que el fin como club es trabajar muchísimo, intentar estar lo más arriba posible dentro de nuestras posibilidades y disfrutar de la vuelta a La Almozara. Iremos perfilando paulatinamente los objetivos deportivos conforme lleguen noticias desde Federación.

P.- Vuelven a casa, a La Almozara. ¿Por qué deciden abandonar el Pedro Sancho?
R.- Ya no es abandonar el Pedro Sancho, sino que se trata de recuperar y tomar La Almozara. Estábamos a gusto ahí, pero son diferentes escenarios y deseábamos regresar a nuestra casa. Nuestra seña de identidad, el calor del barrio, el arropo de nuestra gente… Volver a ver poblada esa grada que tantos éxitos nos ha dado en el pasado…

También buscamos acercarnos a la base, algo fundamental para nosotros. En este sentido estamos haciendo un trabajo cada día mayor, dotándola de más enriquecimiento a nivel de técnicos y estructura.

P.- ¿Qué recuerdos guarda de su etapa como portero?
R.- He jugado unos 18 años en Tercera División. Los recuerdos son innumerables. Pero el día que me marcho de casa a los 19 maleta en mano para ganarme la vida nunca se me olvidará. Como digo siempre a los porteros jóvenes, hay que ser honrado y tener los pies en la tierra para saber que te vas a trabajar.

A partir de ese momento, diversas etapas y situaciones que rememoras con cariño. Recuerdo un ascenso con el Barbastro después de muchas temporadas intentándolo, otro con el Borja que supuso una ilusión máxima en el pueblo o el primer playoff de la historia del Tarazona. Y en lo referente a compañeros y cuerpos técnicos, pues imagínate. Han sido todos muy especiales.

P.- Con esa amplia y dilatada trayectoria en el fútbol aragonés, ¿qué palabra o concepto destacaría de todos estos años?
R.- Como palabra a perseguir, destacaría la constancia. Creo que cualquier futbolista debe ser constante porque te hace madurar, y esto te convierte en mejor deportista. A nivel emocional, la pasión mueve el fútbol, otra de las cualidades que tendría que reunir cualquier profesional. Si tienes la mentalidad de trabajar más por tu equipo, tu día a día será cada vez más maravilloso.

P.- Pretenden “aragonizar” el club. ¿Qué mercado de jugadores manejan para ello? ¿Hay algún fichaje avanzado?
R.- Tanto la incorporación de Raúl como entrenador, así como la totalidad del cuerpo técnico y mi aparición a los mandos de la dirección deportiva ya es toda una declaración de intenciones para aragonizar la estructura del club. Con esto para nada queremos desmerecer el trabajo ejercido anteriormente por gente que no pertenece a Aragón.

Monsalvo, como preparador de porteros

Por supuesto que nos gustaría que futbolistas aragoneses participaran en el proyecto. Intentaremos que sean los máximos posibles dentro de nuestras opciones y las de la competición. Siempre digo que jugadores de Aragón estaremos tantos como podamos hacer que estén o quieran estar. Pero esto no significa que no pueda haber futbolistas de fuera de nuestra Comunidad que nos quieran ayudar y que van a ser igual o más importantes.

En cuanto a posibles refuerzos, te tengo que ser sincero. Estoy centrado en hablar con la plantilla actual e intentar llevar a cabo renovaciones. A raíz de esto iremos perfilando las incorporaciones. Ya ha salido adelante la renovación de Eduardo Loscos, portero de la casa desde hace años. El mercado va muy despacio. Debemos ser pacientes y cautos. En esa línea andamos, sin prisa pero sin pausa.

P.- ¿Qué importancia va a adquirir la cantera? ¿Habrá jugadores que formen parte de la primera plantilla?
R.- La cantera es fundamental y estamos invirtiendo en profesionales para que continúe mejorando. Se está desplegando un trabajo espectacular en estos últimos años. Si a un gran trabajo lo vamos dotando de profesionalidad y de más gente implicada, todo irá hacia arriba.

Además, el CD Robres es una realidad. Es un filial al uso del CD Ebro y esta temporada han debutado hasta siete futbolistas de categoría sub-23 con la primera plantilla. Son chavales en dinámica de primer equipo, ya que entrenan con nosotros de manera habitual.

P.- Por otro lado, ¿piensan establecer contactos con las canteras de Real Zaragoza y Huesca de cara a la próxima campaña?
R.- El Huesca está en la misma categoría que nosotros, lo que hace complicado una posible vinculación. Pero la relación con el Real Zaragoza es muy buena, al final somos dos clubes convenidos. Estamos muy agradecidos con el trato que nos brinda ya desde los mismos juveniles del División de Honor, algo recíproco porque también se alimentan de futbolistas que nosotros tenemos en la base. Poder ayudarnos mutuamente resulta maravilloso. Así es como las cosas deberían funcionar, echándonos un cable entre todos.

P.- ¿Les gustaría compartir categoría con el resto de conjuntos aragoneses en la Segunda RFEF?
R.- Claro que a los seis conjuntos aragoneses nos gustaría estar juntos, pero es un criterio que depende de Federación. Nos ahorraríamos desplazamientos largos, las afluencias de aficionados se equipararían al existir menos distancia, habría menos diferencias presupuestarias… No es lo mismo compartir grupo con equipos de Aragón, Navarra y La Rioja que con otros de Comunidad Valenciana y Murcia. Todavía no sabemos nada y nos mantenemos a la espera para empezar a prepararnos en cuanto se comuniquen novedades.

P.- ¿Hay expectativas altas de lograr el salto a la Primera RFEF?
R.- Me gusta ser muy respetuoso, una seña de identidad del CD Ebro. La mayoría de los equipos vamos a tener el mismo objetivo de posicionarnos lo más arriba posible. Pero claro que nos gustaría conformar una plantilla para estar en lo más alto en una temporada en la que se celebra el 80 aniversario del club.

Print Friendly, PDF & Email