El 55% de afectados por la Covid persistente afirma sentirse igual al recibir la vacuna

El perfil de los pacientes que mejoran son aquellos que en los días previos a la vacunación no tenían síntomas nuevos

El 55% de afectados por la “Long Covid” o Covid de larga duración, es decir, personas que, a pesar de haber pasado la enfermedad hace más de cuatro semanas, continúan con los síntomas, afirman sentirse igual al recibir la vacuna. Por otro lado, el 26% afirma haber mejorado tras el suministro de la dosis, mientras que para el 18% de los afectados la vacuna ha empeorado su estado de salud, bien por efectos secundarios de la misma o por el agravamiento de los síntomas.

Estos son los datos más relevantes del XXVII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia que ha acogido este viernes la presentación de los resultados preliminares de la Encuesta sobre los efectos de la vacunación contra la Covid en aquellos que la padecen de manera persistente. El sondeo fue lanzado por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, SEMG, y por el colectivo de afectados “LONG COVID ACTS” el pasado 23 de marzo y, en aproximadamente 2 meses y medio, ha sido contestado por 273 personas. En concreto, la encuesta fue cerrada el pasado 6 de junio de 2021.

Según se desprende de la encuesta, el perfil de los pacientes que mejoran son aquellos que en los días previos a la vacunación no tenían síntomas nuevos, los que tenían pocos síntomas antes de la vacunación y en el debut de la enfermedad aguda, así como aquellos en los que los síntomas se presentaban de forma intermitente antes de recibir la vacuna.

Independientemente de esto, según los portavoces de la SEMG, “la vacuna tiene seguir siendo recomendada, pero en los casos extremos en los que haya mucha sintomatología y se vayan añadiendo síntomas nuevos, hay que individualizar o personalizar la recomendación”.

Perfil coincidente de los afectados 

El 84,2%, 230 en total, de los encuestados afectados por la Covid persistente son mujeres. Además, el 67% son profesionales sanitarios, colectivo que fue de los primeros en recibir la vacuna y que estuvo muy expuesto al contagio desde el primer momento.

El 96% de los encuestados, 262, continúa a día de hoy con sintomatología persistente. De esos 262 encuestados que pasaron la enfermedad y aún no han conseguido recuperarse, la mayoría se contagió en marzo de 2020 (en concreto, el 53,1% – 139 personas) y en octubre (12,2%- 32 personas), coincidiendo con el inicio de las dos olas más fuertes de la pandemia (marzo-abril y octubre-noviembre).

En cuanto a su estado de salud antes de la vacunación (en los días previos) la mayoría señala que sus síntomas eran diarios constantes, diarios intermitentes (26,7%); diarios. pero fluctuantes (21,4%); diarios pero unos síntomas eran constantes y otros fluctuantes (16,4%).

La mayoría de los encuestados tenía síntomas diarios y no ha estado asintomático antes de la vacunación ningún día. En cuanto a la intensidad de su enfermedad en los días previos a la vacunación, la mayoría de los encuestados la sitió entre el cinco y el ocho, en una puntuación de cero a diez.

La mayoría de las personas que han participado en la encuesta recibió la vacuna Pfizer (69,9%), seguidos de Moderna (15,1%) y Astra Zeneca (12,8%). Del mismo modo, si tuvieran que decidir ahora sobre la vacunación frente al coronavirus, tras su experiencia, el 83,6% de encuestados señala que volvería a vacunarse.

Print Friendly, PDF & Email