Aragón, a la cola en consumo de miel a pesar de la gran tradición del sector apícola

La Comunidad apenas consume 320 gramos de miel por persona y año
La Comunidad apenas consume 320 gramos de miel por persona y año

Por su flora privilegiada, la apicultura es una de las actividades con más tradición en Aragón. Sin embargo, esconde una curiosa paradoja: los aragoneses son de los españoles que menos miel toman. Según el informe de Consumo Alimentario 2019 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Aragón está en el vagón de cola en consumo de miel en el hogar con 0,32 kg per cápita. Una cifra muy por debajo de la media de España: 0,4 kg por persona y año.

Esta tendencia contrasta con la fortaleza del sector apícola en la región. Aragón produjo 1.523 toneladas de miel en 2018, lo que representa un 34% más que en 2015. En la región se registraron 1.569 explotaciones apícolas en 2020, acaparando el 5,1% de total nacional, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que también indican que, en la última década, este número se ha incrementado en un 11%. Además, la comunidad aragonesa contabiliza 124.486 colmenas, un 26% más que en 2008.

Un alimento natural y sostenible

La miel es un producto 100% natural, de calidad y que contribuye decisivamente a mantener el ecosistema. Ideal sustitutivo del azúcar, la miel es fuente de vitamina B-6 que contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario; al metabolismo energético normal; y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.

El modelo europeo de producción garantiza que toda la miel comercializada en la Unión Europea cuenta con la máxima pureza, calidad, seguridad alimentaria y trazabilidad. Se trata, además, de un endulzante que encaja a la perfección dentro de una dieta saludable, variada y equilibrada.

Asimismo, la miel se caracteriza por su triple sostenibilidad: medioambiental, económica y social. Tres de cada cuatro alimentos que se producen en Europa dependen de la polinización, siendo las abejas los principales insectos polinizadores. Por su parte, el sector apícola contribuye al desarrollo de las zonas rurales, convirtiéndose en un nicho para los jóvenes. Así, la edad media de los titulares de las explotaciones apícolas aragonesas es de 49 años.

Por ello, el sector envasador de la miel reta a las familias de Aragón a que se conviertan en Mielenials desayunando al menos un día a la semana durante 15 semanas con miel. Para ello, propone en la web desayunaconmiel.eu y en la cuenta de Instagram @desayunaconmiel unas recetas novedosas, sencillas y rápidas de preparar en las que este alimento que produce la abeja es el principal protagonista.

Print Friendly, PDF & Email
La Comunidad apenas consume 320 gramos de miel por persona y año