Los funcionarios interinos se movilizan contra el abuso laboral y exigen contratos fijos

En la DGA, la tasa de interinos roza el 50%, mientras que en Sanidad ese porcentaje es aún mayor, llegando casi al 52%

Varios sindicatos que representan a los funcionarios interinos como ISTA, Somos, Stepa o Stopel han salido a las calles de la capital aragonesa para demandar contratos fijos y seguridad laboral. 38.000 trabajadores públicos han sido convocados a este llamamiento de los cuales 20.000 se encuentran en “situación de abuso”.

“Protestamos porque no existe ninguna inspección o sanción que determine cuando un trabajador o una trabajadora se encuentra en situación laboral de abuso. Estamos totalmente indefensos y cuando nos echan a la calle no hay ningún tipo de indemnización por despido, ni por supuesto, ninguna sanción”, ha explicado la portavoz del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras por el Empleo Público de Aragón (Stepa), María Pilar Remírez.

Unas movilizaciones que se están llevando a cabo por diversos puntos de la geografía española y entre los que se encuentran Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Vitoria y también Zaragoza. “Llevamos mucho tiempo movilizándonos y esto es algo histórico. Hemos conseguido movilizar al personal público, que en ocasiones es complicado, y en contra de los sindicatos que se sientan a negociar con la función pública. No hay acuerdo sindical y las organizaciones sindicales están de la parte de los trabajadores en situación de abuso”, ha apuntado Remírez.

Otra de las principales causas por las que se han sucedido estas reivindicaciones pacíficas tiene que ver con la nueva reforma impulsada por el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, denominada por estos colectivos como el “Icetazo”: “Esta propuesta plantea una sanción para la ciudadanía. Refleja que si en tres años las plazas públicas no son ocupadas por personal fijo estas se quedan congeladas un año y sin cubrir. El trabajo recaerá sobre el personal fijo restante, que tendrán una carga de trabajo mayor y darán en consecuencia un peor servicio a la ciudadanía”.

En la DGA, la tasa de interinos roza el 50%, mientras que en el sector de la Sanidad ese porcentaje de empleados temporales es aún mayor, llegando casi al 52%. “Llevamos muchos años de eventuales, sin contrato fijo, y nuestros despidos son gratis. No queremos una plaza regalada, sino un contrato igualitario en el que si el día de mañana pasa algo tengas tus días de despido como todo el mundo”, ha transmitido una trabajadora del ámbito de la salud en situación de temporalidad presente en la huelga.

“Los sanitarios estamos muy quemados porque esa temporada de tanto aplaudir ahora no vale para nada. No hay sensibilidad por su parte. La esperanza de que la situación cambie no la hemos perdido pero la actitud es inmovilista total. No parece que quieran adoptar ninguna medida distinta, y mientras, la gente se va de Aragón. Espero que abran los ojos”, ha afirmado otra de las manifestantes del mismo sector.

Los manifestantes han inaugurado las movilizaciones esta mañana en el hospital Miguel Servet de Zaragoza donde mostraban letreros “en contra del abuso” y la necesaria protección del personal interino. Han continuado en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, donde consideran “asombroso la cantidad de temporales que hay”. Finalmente se han posicionado frente al edificio Pignatelli, donde “están las fuerzas que podrían ser el motor del cambio de la situación”.

Print Friendly, PDF & Email