El Rey condecora a 24 personas con “comportamientos llenos de humanidad” durante la pandemia

Foto de la Familia Real en el acto

El Rey ha entregado este viernes las 24 Órdenes del Mérito Civil a 16 mujeres y 8 hombres, en un acto en el Palacio Real en el que se ha conmemorado el séptimo aniversario de su proclamación. Ha resaltado don Felipe que “estas personas hacen suyo el significado profundo de ser ciudadano en un Estado democrático” con “comportamientos llenos de humanidad y de fraternidad que forjan el espíritu de un país”.

“Son todas estas personas -en particular quienes, tristemente, nos han dejado en estas circunstancias— las que merecen hoy un recuerdo muy especial junto a otros compatriotas y ciudadanos que, en el cumplimiento de su deber en tantos ámbitos, han hecho igualmente el mayor sacrificio por nuestra sociedad y por nuestro país”, ha expresado don Felipe, que estaba acompañado por la Reina y sus hijas en el Salón de Columnas.

Ha indicado el monarca la pluralidad de los premiados que “habéis venido de todos los rincones de España; trabajáis en muy diferentes sectores de actividad; representáis a todas las generaciones. Sois, en definitiva, hombres y mujeres que, tras esa diversidad, nos habéis demostrado lo mucho que tenemos en común. Habéis actuado como os han dictado vuestras conciencias, anteponiendo el bien común al interés propio, demostrando en muchas ocasiones valor y un gran coraje, y sin esperar nada a cambio más que la satisfacción personal por el deber cumplido”.

“Con un acto como el de hoy queremos proyectar hacia la sociedad, no solo los más altos principios cívicos y éticos sino, también, actitudes y comportamientos llenos de humanidad y de fraternidad que forjan el espíritu de un país. Conductas que son fundamentales para el desarrollo de cada persona y la afirmación de su dignidad. Y que son esenciales para la integración y la participación de los ciudadanos en el seno de nuestras sociedades, fortaleciendo y enriqueciendo un modelo de convivencia que dé cabida y protagonismo a todos sus miembros”, ha agregado Felipe VI en su alocución.

Se ha referido a la pandemia para decir que de ella “hemos aprendido a valorar lo esencial de la vida, lo que más importa; que nos ha enseñado cuánto dependemos y cuánto nos necesitamos los unos a los otros; que nos está señalando lo importante que es ayudar a los demás, lo importante que es sentirse acompañado; que nos ha demostrado que siempre avanzaremos más lejos, más seguros, más fuertes si vamos juntos, si sumamos todos fortaleciendo de esa manera nuestra cohesión como país”.

Los valores democráticos y la Constitución también estuvieron presentes en el discurso del Rey: “Nos unen los valores cívicos y humanos que hoy aquí reconocemos: el respeto a las personas y a las ideas de los demás, la tolerancia, la solidaridad, el sentido de la comunidad, que son expresión de la fortaleza de una sociedad integrada y madura”.

“Nos unen nuestros valores democráticos España, como Estado social y democrático de Derecho, es el reflejo mismo de la voluntad y el deseo de sus ciudadanos que, en las últimas décadas, vienen reafirmando su invariable compromiso con la democracia y con la libertad. Esos valores democráticos, que nuestra Constitución consagra, nos guían como sociedad avanzada. Y son la mejor garantía contra la imposición, la exclusión o el enfrentamiento”.

En un acto tan emotivo como éste don Felipe no se ha olvidado de los afectos que “unen” a los españoles. “Durante siglos hemos compartido éxitos y fracasos, anhelos y proyectos. Juntos hemos abordado los desafíos de nuestra historia y entre nosotros se han construido un inmenso espacio de sentimientos compartidos, respetando nuestras diferencias y nuestra pluralidad”.

Felipe VI cha concluido su discurso con un mensaje de esperanza con el ejemplo de los condecorados que “nos une, nos emociona y nos enorgullece; sois un espejo en el que todos debemos mirarnos; desde luego el Rey. Y seguir construyendo una España con vuestro ejemplo, con el ejemplo de una sociedad fuerte y serena, cívica y solidaria, es un compromiso y un proyecto que debe unirnos a todos” y en la sala se escuchó un ¡Viva el Rey!

Condecorados

Los condecorados están ligados al mundo rural y el sector primario, a la gestión del conocimiento (educación, cultura y ciencia) vinculados con el voluntariado y el tercer sector, los sanitarios y, finalmente, algunas de las profesiones que se mostraron, además de los sanitarios, como esenciales durante el confinamiento de la pandemia. Están representadas las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas.

Entre los galardonados están Marta Muñoz, auxiliar de hostelería, una mujer de 30 años con síndrome de Down que trabaja en una horchatería de Valencia, “Marta – ha explicado Casa Real- encarna la exitosa integración de una gran mayoría de personas con discapacidad en nuestra sociedad y en nuestro mercado laboral. Pese a que durante los últimos meses la pandemia ha generado grandes obstáculos para este proyecto, la actitud frente a las dificultades que mantienen personas como Marta constituyen un excelente ejemplo para nuestra sociedad”.

También han sido condecorados Elena García Solís, cajera de Mercadona en Badalona; Noelia Aparicio, ganadera en Castilla y León; Cristina Crespo, investigadora, que trabaja en un proyecto vinculado a los problemas medioambientales provocados por la pandemia; Esteban Orenes, también investigador biosanitario en Murcia; Cristina García Sánchez, maestra de Educación Infantil en Ceuta, o Carmen Martínez, voluntaria del Teléfono de la Esperanza en Galicia, entre otros. Así como, Miguel Herrera, cocinero solidario; Luis Alberto Ramos, trabajador de tratamiento de residuos en Oviedo; Albert Esteve, transportista de Lleida; Antonio Roldán trabajador de Mercamadrid o Virginia Marquínez, trabajadora de Correos.

Print Friendly, PDF & Email