Sabiñánigo protagoniza un simulacro de emergencia química junto al 112 Aragón

Los operativos que han intervenido en el simulacro de emergencia química en Ercros (Sabiñánigo).

La localidad de Sabiñánigo y el 112 Aragón han protagonizado un simulacro de emergencia química en el que los vecinos del pueblo también han sido partícipes. Ha sido realizado en una de las once empresas químicas de nivel superior que hay en la Comunidad, concretamente en Ercros. En el simulacro se ha recreado un incendio, sin heridos, en el que han ardido mil litros de ácido tricoloroisocianúrico. Se ha activado el Plan de Autoprotección de la empresa y, posteriormente, el Plan de Emergencia Exterior de Sabiñánigo, poniendo en marcha las sirenas para avisar a la población de la obligación de confinamiento.

El objetivo era “conocer si los protocolos funcionan o si hay que perfeccionarlos, pero también gestionar la coordinación de todos los agentes que intervienen y los sistemas de alarma, aviso y comunicaciones”, ha señalado la consejera de Presidencia, Mayte Pérez este jueves en la gestión de la actuación desde el 112 Aragón. Además, se ha comprobado la activación de los planes de protección civil necesarios para gestionar la emergencia y la coordinación entre el Puesto de Mando Avanzado, ubicado en el Ayuntamiento de Sabiñánigo, y el Centro de Coordinación Operativa, reunido en la Sala de Crisis del 112 Aragón.

Más de 150 operativos desde cuerpos y fuerzas de seguridad, Bomberos y agrupaciones de voluntarios han participado en el simulacro; además ha involucrado a toda la población de Sabiñánigo, donde, entre otras acciones, se han confinado cerca de 700 escolares, 120 personas mayores y se ha realojado a los asistentes al mercadillo semanal y se ha informado a los conductores de un cierre de los accesos a la población en caso de emergencia real.

“Hemos hecho jornadas de divulgación de información para que la gente conozca de primera mano lo que tiene que hacer en una situación de emergencia”, ha explicado Mayte Pérez. Además, la consejera ha añadido que cree que “es importante este tipo de actos porque la realidad supera a la ficción, tenemos que estar preparados para gestionar la emergencia y que sufra lo menos posible la población”.

CÓMO SE ACTÚA EN UNA EMERGENCIA QUÍMICA

En caso de emergencia química, las sirenas son el primer sistema de aviso a la población. Tienen un sonido característico de alarma que empieza en modo rampa, incrementando su potencia de forma progresiva. Su sonido alcanza los 85 decibelios en las zonas más próximas a las sirenas y no baja de los 65 decibelios en las más alejadas. Además, el aviso se refuerza con megafonía tanto de Policía Local como de voluntarios de protección civil, y mensajes difundidos en radios locales y redes sociales del 112 Aragón. En el simulacro de hoy, además, se ha probado una aplicación (en fase de desarrollo) que permitirá que los habitantes de Sabiñánigo reciban la notificación de cualquier emergencia química en su teléfono móvil segundos después de que suenen las sirenas.

Print Friendly, PDF & Email