Presencialidad total, extraescolares, bibliotecas y mascarilla: así será el próximo curso escolar en Aragón

La orden que regulará todas estas medidas verá la luz la próxima semana
La orden que regulará todas estas medidas verá la luz la próxima semana

El próximo curso escolar en Aragón comenzará desde el primer día buscando acercarse lo máximo posible a la “normalidad”. Así lo ha defendido el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, ante el Pleno de las Cortes de Aragón, que ha señalado que su Departamento tiene previsto introducir desde septiembre la presencialidad total, las actividades extraescolares y la recuperación de espacios básicos en los colegios como los gimnasios o bibliotecas.

La orden que regulará todas estas medidas verá la luz la próxima semana, pero el consejero ya ha adelantado que estas serás sus líneas generales. Una flexibilización de las actividades y espacios que, en cualquier caso, no impedirá que se sigan manteniendo medidas como la distancia social o el uso de mascarillas. También se mantendrán los grupos estables de convivencia, aunque, según el consejero, podrán relacionarse de una forma más relajada.

Entre las actividades que Educación retomará de forma completa desde el inicio del nuevo curso se encuentran también los grupos “de madrugadores”. Así, y pese a que este servicio ya se había recuperado a lo largo del curso, las familias contarán con esta herramienta de forma íntegra para facilitar su conciliación.

Faci ha señalado así la importancia de seguir manteniendo a los centros escolares como lugares seguros, algo que a su juicio ya ha quedado demostrado durante este curso que encara sus últimos días. Sin embargo, con la relajación de las medidas sanitarias y el buen ritmo de vacunación, que podría llegar incluso a los mayores de doce años a finales de verano, Faci ha señalado que las medidas en los colegios podrían ir adaptándose en función de la situación en la que se encuentre la Comunidad. Para garantizar una evolución coordinada según estos criterios, Faci ha adelantado la intención de mantener los llamados “equipos Covid” para el próximo curso, que aúnan técnicos de los departamentos de Educación y Sanidad.

Más allá de esta recuperación de espacios y de la presencialidad total en las aulas, el consejero ha abogado por que el próximo curso se recupere también la normalidad en todas las relaciones del centro con su comunidad educativa. Una normalidad que pasará así por el regreso de los encuentros cara a cara entre padres y docentes, ya sea en tutorías o en cualquier otro tipo de encuentros habituales antes de la pandemia.

14.500 alumnos han estado en cuarentena en algún momento del curso, aunque sin apenas contagios

Con el curso 2020-21 tocando a su fin, Felipe Faci ha hecho un balance satisfactorio de cómo se han desarrollado estos meses de pandemia en los centros educativos. Unos espacios que, ha defendido, la sociedad ha percibido como seguros a pesar de las dudas que se generaron al comienzo del curso pasado.

El consejero ha destacado el buen funcionamiento de los protocolos, que han hecho que el curso se desarrolle con normalidad a pasear de cierres puntuales de aulas. En concreto, 1.150 aulas se han cerrado en algún momento ante la detección de casos, con 14.500 alumnos y 1.800 profesores que han tenido que cumplir cuarentena.

Pese a estas cifras, que en cualquier modo suponen un porcentaje bajo del total, Faci ha recordado que la tasa general de positividad en los centros apenas ha sido de un 4% a lo largo de todo el curso.

Como ejemplo del buen funcionamiento del curso a pesar de las restricciones, el consejero ha señalado la cifra récord de aprobados en las recientes pruebas de selectividad. Este año, casi un 98% de los examinados superó con éxito las pruebas. Pruebas que, eso sí, han estrenado en esta edición un nuevo formato más abierto, pero no por ello “menos exigente”, ha señalado Faci.

Print Friendly, PDF & Email
La orden que regulará todas estas medidas verá la luz la próxima semana