Broto defiende el bono social eléctrico ante la subida del precio en la factura de la luz

Mariví Broto ha remarcado el cumplimiento de Aragón con la aplicación de la Ley de Pobreza Energética // Foto: Cortes de Aragón

El incremento del precio en la factura de la luz desde el pasado 1 de junio ha generado malestar entre los ciudadanos, sobre todo porque España es el único país europeo en el que se pagan unos importes tan elevados. La situación afecta especialmente a los colectivos vulnerables, que se ven ahora más desfavorecidos teniendo en cuenta que durante abril y mayo ya se alcanzaron cifras récord en lo referente al pago de los suministros básicos. En este sentido, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, ha defendido el papel que juega el bono social eléctrico, que supone una rebaja del 25% para las personas vulnerables y del 40% para las vulnerables severas.

A pesar de que este aumento en la factura no depende del Gobierno de Aragón, la responsable del ramo ha querido recordar que “en su momento decidimos establecer convenios para que las empresas suministradoras no cortaran la luz en caso de impago por parte de los colectivos más vulnerables”. Asimismo, ha remarcado el cumplimiento de la Comunidad con la aplicación de la Ley de Pobreza Energética, además de los acuerdos alcanzados con Ecodes para poder sensibilizar y educar a las familias acerca de cómo utilizar la energía.

El portavoz de Cs, José Luis Saz, ha coincidido con Broto en que la subida de la luz no es competencia del Ejecutivo autonómico, pero le ha solicitado “hacerle saber a Pedro Sánchez el lema de no dejar a nadie atrás”. El incremento de 37 euros del precio de la electricidad en los últimos 15 días conduce a la “desprotección de los hogares vulnerables”, motivo por el que parece evidente que “las personas que eran más vulnerables ahora lo son todavía más, los que estaban cerca han caído en el límite y los que se encontraban lejos de esa línea se han acercado bastante”. Para el diputado de Ciudadanos, es “inadmisible” que en el último año se haya producido un crecimiento del 45% en esta factura.

El propio Saz ha continuado relacionando el incremento de la luz con el debilitamiento del derecho a la vivienda y la libertad de la gente, puesto que “ninguno de los tres tramos horarios” que se han instaurado es más barato que antes. “Resulta que en las horas de dormir y comer hay que hacer otras cosas. El Gobierno debe modificar este coste y apelo a que proteja a todos los consumidores aragoneses”, ha concluido dirigiéndose a Broto, que ha respondido comentando que “a veces me da la impresión de que usted es la voz de mi conciencia porque sintonizamos en varios aspectos”.

El PP critica la «inacción» del Ejecutivo aragonés 

Por parte del PP, Marian Orós ha aprovechado la ocasión para achacar al Gobierno de Aragón la “inacción” mostrada durante la pandemia. “Señora Broto, han generado más paro, más pobreza, más incertidumbre y más miedo a enfrentar el día a día. Le recuerdo que 200.000 familias se han quedado este año sin el bono social eléctrico por no poder renovarlo”, ha resaltado. Ante esto, la consejera en materia ciudadana ha echado la vista atrás para matizar que el bono social se comenzó a regular con la anterior legislatura popular, pero “no hicieron ninguna difusión y hemos tenido que llegar nosotros para, afortunadamente, poder rectificar”.

Además, la portavoz del PSOE Pilimar Zamora ha salido en defensa del Ejecutivo de Lambán calificando el discurso de la oposición de “irresponsable, alarmista, tendencioso y frívolo, con falta de rigor y generador de confusión”. A la socialista le han molestado especialmente las palabras de su homóloga en el PP, considerando que mezclan la nueva tarifa de luz con la protección de los consumidores más vulnerables. “Su preocupación no es tanto el precio de la electricidad, sino saber utilizar con acierto esta subida para derrocar al Gobierno”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email