Los ciberdelitos suponen el 18% del total de infracciones registradas por la Guardia Civil oscense

La Guardia Civil de la capital altoaragonesa registró en el año 2020 un total de 603 denuncias relacionadas con delitos en la red

Las nuevas tecnologías avanzan rápido y nos ofrecen gran cantidad de posibilidades, como establecer relaciones interpersonales, comprar casi cualquier cosa o realizar nuestros movimientos bancarios, pero son posibilidades “que también están a disposición de los ciberdelincuentes”, como señala el teniente coronel de la Guardia Civil de Huesca, Francisco Pulido, que añade que el número de infracciones penales registradas en la demarcación de la Comandancia de Huesca “son ya un 18% del total”, una cifra significativa “como para elaborar una iniciativa de concienciación ciudadana”.

Ahora, la Guardia Civil junto con el Gobierno de Aragón y las tres diputaciones provinciales han iniciado una campaña de prevención ante la ciberdelincuencia que tratará de concienciar a la población de una trampa cada vez más presente en la sociedad y en la que cualquier ciudadano puede caer. Para ello, se repartirán 21.000 folletos y 1.600 carteles informativos por toda la provincia oscense en los que se explicará qué es un delito de este tipo y como reconocerlo para poder evitarlo. El mundo rural será uno de los objetivos principales de esta campaña.

Los objetivos de esta iniciativa, como ha explicado la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, son dos, por un lado “prevenir con información y consejos para reconocer el delito y evitarlo”, y, por otro lado, “concienciar a la población de la importancia que tiene realizar la denuncia en el caso de haber sido víctima de la ciberdelincuencia”.

La Guardia Civil de la capital altoaragonesa registró en el año 2019 un total de 411 denuncias relacionadas con delitos en la red, y en 2020, año marcado por la pandemia, se registraron 603 denuncias de esta categoría. Como señala, Pulido, “en los últimos años, y sobre todo en este último de pandemia, han crecido los delitos en la red, por lo que consideramos que es importante informar a los ciudadanos para evitar esta lacra”. Cabe destacar también, que el 66% de las localidades de la provincia de Huesca registraron denuncias por delitos en la red, siendo la mita de ellas en las comarcas del Cinca Medio, La litera y el Somontano.

En los carteles y folletos que se repartirán por toda la provincia, aparece una guía que ayudará al ciudadano a entender qué es la ciberdelincuencia y como reconocer un delito de este tipo, para poder así evitarlo. Además, también se explica qué hacer una vez que ya se ha sido víctima de una infracción online. No utilizar redes wifi públicas para tus compras, recelar de ciertos correos electrónicos o llamadas telefónicas o desconfiar de solicitudes extrañas de transferencias bancarias, son algunos de los consejos.

Tipos de delitos habituales

Existen muchos tipos de delitos en la red, pero al final, todos los delincuentes tienen el mismo objetivo: estafar a la víctima para conseguir dinero.

Uno de los métodos más utilizados por los delincuentes digitales para realizar estafas es el “phishing”, que se basa en la suplantación de la identidad de otra persona para conseguir información confidencial de forma fraudulenta como una contraseña o la información detallada de la tarjeta de crédito.

Otro de los delitos habituales es el timo al C.E.O, que se trata de la técnica donde los ciberdelincuentes se hacen pasar por el CEO de la empresa para engañar a los empleados y solicitar transferencias por un alto valor económico, siempre bajo alguna excusa de gran importancia para la empresa.

Las estafas en compras online también son un delito muy habitual, ya que mediante el engaño y los aparentes “chollos”, se hace caer al usuario en una trampa para robar sus datos bancarios.

Por último, el ransomware o malware de rescate también ha sido uno de los delitos más denunciados en la provincia. Este consiste en un virus que impide a los usuarios acceder al sistema operativo de su ordenador hasta que se haga un pago “de rescate”.

Todos estos delitos están directamente relacionados con otra de las causas que ha provocado gran cantidad de denuncias: los cargos no deseados en las tarjetas de cuentas bancarias, algo que significa que hemos sido víctimas de un ciberdelito.

Print Friendly, PDF & Email