La digitalización se dibuja como clave para que la automoción mantenga su segundo puesto europeo

El director general de Anfac, José López-Tafall, ha expuesto cómo la digitalización “va a cambiar por completo el sector de la automoción”

La adaptación a la nueva era digital se dibuja como una de las grandes claves para que la automoción española mantenga y potencie su octavo puesto mundial y segundo europeo. Una transformación que deberá ser el detonante de un nuevo paradigma industrial que no debe olvidar “todo lo bueno hecho hasta ahora”, potenciado en un buen clima laboral y la flexibilidad a la realidad de cada momento, puesta de manifiesto con la pandemia y la crisis de los microchips.

Así se ha puesto de manifiesto este miércoles en la primera sesión del clico DigitalizAragón, organizado por CEOE y que constará de seis jornadas dedicadas cada una a los motores de la economía aragonesa. El director general de Anfac, José López-Tafall, ha expuesto cómo la digitalización “va a cambiar por completo el sector de la automoción”, acompañado por una “flexibilidad” que se asoma como fundamental para mantener los niveles de competitividad ante mercados con costes laborales mucho más reducidos.

Para ello, la “principal herramienta” en los próximos meses serán los fondos Next-Generation. “Nos estamos jugando la competitividad de nuestra industria, del 10% del PIB, y debe verse reforzada por una aplicación práctica de la digitalización. Nuestra base es la flexibilidad, no el bajo coste. Debemos demostrar que sabemos integrar estas nuevas tecnologías en nuestra cadena de valor y nuestros proveedores. Es ahora cuando se está repartiendo en Europa las nuevas capacidades para hacer frente a ese reto”, ha destacado López-Tafall.

En paralelo, otro proceso de vital trascendencia para el futuro de la sociedad marca el futuro de la industria: la descarbonización, un cambio tecnológico, según el director general de Anfac, “bastante limitado en su alcance”, pero “con un impacto directo por el peso del componente regulatorio”. A su vez, tres variables comandan el eje del cambio: “la electrificación, la conectividad y el vehículo autónomo, y la movilidad como servicio”, es decir, “cómo integramos los servicios digitales en el vehículo”.

Aragón Digital Innovation Hub

En esta línea, el Gobierno de Aragón ya trabaja en crear un ecosistema idea para favorecer esta digitalización entre las empresas y entidades. Así, hasta 75 organizaciones ya se han sumado a Aragón Digital Innovation Hub, una iniciativa lanzada por el Instituto Aragonés de Fomento que busca aunar todo tipo de colaboración en formación y consultoría, servicios tecnológicos, pruebas en laboratorios y ayuda financiera. “Hemos visto que aquellas empresas más digitalizados han podido adaptarse más rápidamente a los problemas de movilidad. Tratamos de coordinar todas las actuaciones de cualquier tipo de empresa que quiera sumarse a esta iniciativa para digitalizar Aragón”, ha expuesto la directora-gerente del IAF, Pilar Molinero.

Igualmente, el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, ha recordado el trabajo conjunto entre el sector y las administraciones públicas para fomentar el vehículo eléctrico. Así, la Comunidad tiene puestos en marcha el Moves I, con 1,2 millones de euros, el Moves II, al que se han otorgado otros 2,5 millones y los 2,8 iniciales, y el Moves III, con once millones para Aragón. “Produce mucha satisfacción que pymes aragonesas estén ya utilizando vehículos eléctricos, además del esfuerzo de ayuntamientos para crear puntos de recarga”, ha señalado.

Print Friendly, PDF & Email