La DGA y el Obispado de Barbastro, premiados por su trabajo para la devolución de los bienes

Momento de la entrega del premio Magister

El consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, y el obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón, han recibido esta tarde el premio Magister Extraordinario concedido por el sindicato FSIE por su trabajo conjunto en favor de la devolución de los111 bienes eclesiásticos que se encontraban en el Museo de Lérida.

El sindicato ha querido con este reconocimiento resaltar el ejemplo de colaboración que se ha trasladado a la sociedad. Y en este mismo sentido se ha manifestado el consejero Felipe Faci, quien ha destacado la importancia del trabajo en común para lograr réditos, en este caso, en el retorno del Patrimonio emigrado, uno de los principales objetivos del Departamento que dirige y un mandato recogido en el Estatuto de Autonomía de Aragón. Además, Faci ha señalado su satisfacción por que la llegada de los bienes sirva no solo para que los visitantes al Museo de Barbastro-Monzón puedan contemplar in situ las piezas que pertenecen a las parroquias de la zona, sino también los alumnos de los centros educativos de toda la Comunidad, que tienen en el centro artístico un “testimonio único” de la historia de Aragón.

Por último, el titular de Cultura y Patrimonio ha querido agradecer especialmente al obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, su disposición y el diálogo constante que ha permitido este “final feliz” para la vuelta definitiva de las obras de arte. Felipe Faci ha recordado que la Administración aragonesa invirtió 10 millones de euros en este espacio para que los bienes retornados tuvieran un espacio “digno y totalmente equipado para mostrar a toda la ciudadanía estas obras de arte”. Y ha vuelto a reconocer la labor de todos los técnicos que han intervenido en el proceso.

Por su parte, Pérez ha confesado sentir una especie de vergüenza personal y orgullo institucional. Vergüenza en el sentido de que uno, ha dicho, ha sido sencillamente un eslabón más de toda una cadena de tanto trabajo y tantas instituciones. Ha insistido en que hoy es un día de fiesta para todo Aragón porque “se lo debíamos a Aragón y yo creo que ha sido todo Aragón el que ha hecho este milagro”.

Faci y Pérez han estado arropados durante la entrega de este galardón extraordinario por numerosas personalidades de la Comunidad, como el presidente de las Cortes, Javier Sada; el Justicia de Aragón, Ángel Dolado; el Arzobispo de Zaragoza, Carlos Manuel Escribano; la director provincial de Educación de Huesca, Olga Alastruey, la Delegada Territorial en Huesca, Carmen Luesma;, la diputada delegada de Cultura de la DPH, Isabel de Pablo; así como los obispos de Tarazona y de Huesca y Jaca (Eusebio Hernández y Julián Ruiz), el secretario general de FSIE, Francisco Javier Muñoyerro, el de FSIE-Aragón (Miguel Malla), y los alcaldes de Barbastro, Monzón y Villanueva de Sijena (Fernando Torres, Isaac Claver y José Jaime Castellón).

Además, por parte del Gobierno de Aragón han acudido la directora general de Patrimonio, que acompañó al equipo del Museo en las tareas de desembalaje de las piezas tras los sucesivos envíos desde Lérida entre febrero y marzo de este mismo año, y el abogado de los servicios jurídicos del Ejecutivo Alberto Gimeno, que ha acompañado a los abogados de la Diócesis en estos años, Hipólito Gómez de las Roces y Joaquín Guerrero.

Los 111 bienes eclesiásticos retornados han sido reclamados desde más de 25 años y se enviaron al Museo Diocesano de Barbastro-Monzón en cuatro entregas.

Print Friendly, PDF & Email