Zaragoza pide a Azcón una revisión del Plan de Ordenación Urbana con los votos de la izquierda y de Vox

Imagen de archivo de viviendas en Zaragoza

Zaragoza tendrá que preparar un nuevo Plan General de Ordenación Urbana. Lo ha aprobado el Pleno extraordinario del Ayuntamiento, celebrado a petición del PSOE, que ha contado con los votos a favor de toda la izquierda y de Vox, que han dejado en minoría al Gobierno formado por PP y Ciudadanos, que se ha opuesto a la medida.

La izquierda ha respaldado una transaccional de Vox que pedía avanzar un documento primero y también contratar un equipo especializado que se encargue de los trabajos posteriormente.

El responsable de Urbanismo, Víctor Serrano ha criticado la propuesta de revisar el Plan, argumentando que genera incertidumbres y espanta a los inversores. “Abrir ahora ese melón, el de revisión de un plan genera unas incertidumbres y cuestiones que hace que los inversores se puedan espantar. Ese Gobierno municipal, mientras yo tenga la responsabilidad que asumo, no va a meter en ningún lío a la ciudad”, ha sostenido.

La portavoz socialista, Lola Ranera, ha recordado que el Plan, que se aprobó en 2001, está obsoleto y es necesario revisarlo.

“Creemos que ahora tenemos una oportunidad, estamos saliendo de una pandemia, y esta ciudad se tiene que preparar para ser la quinta ciudad de España y, sobre todo, para ser una gran ciudad. Para ello, necesitamos dotarnos de todos estos instrumentos”, ha señalado.

La segunda propuesta socialista que planteaba la transformación de la Orla Este con alrededor de 1.500 pisos en el entorno de Las Fuentes no ha tenido éxito. Vox ha votado en contra, al igual que Partido Popular y Ciudadanos, ya que considera que antes que activar nuevos suelos es preciso redactar el avance de la revisión del plan urbanístico.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha acusado al PSOE de pretender una recalificación de esa zona cuando todavía quedan miles de viviendas pendientes de construir en la ciudad.

“Reflexionen un poco más sobre lo que es la ciudad porque con 86.000 viviendas pendientes de construir en la capital aragonesa, que el PSOE proponga 1.500 viviendas más sobre suelos privados es un absoluto error. Tengan la certeza de que nosotros no solo no lo vamos a apoyar, sino que no lo vamos a hacer”, ha señalado.

El Pleno ha tumbado la moción socialista que pedía iniciar los trabajos para hacer unas 3.500 viviendas de alquiler en los próximos años. Y también ha rechazado la petición de hacer una línea de transporte publico de alta capacidad en el eje Este –Oeste.

Print Friendly, PDF & Email