El operativo antiincendios en Aragón arranca con el aumento de la inversión en tres millones

Presentación de la campaña de prevención y extinción de incendios forestales 2021

Este miércoles ha dado comienzo el operativo antiincendios de verano en Aragón, el periodo de máxima activación, y lo hace con importantes novedades, como el aumento de su presupuesto ordinario en tres millones de euros, nuevas inversiones en infraestructuras y vehículo y la de creación de Infoar, la nueva logomarca que unifica la imagen de todos los profesionales del mismo.

El director general de Medio Natural y Gestión Forestal de Gobierno de Aragón, Diego Bayona, ha dado a conocer los recursos del Operativo de prevención y extinción de incendios forestales que se han puesto en marcha para esta campaña y que implican a más de 1.200 personas entre técnicos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs), bomberos forestales de Sarga, vigilantes, emisoristas, etc., todo ello con un presupuesto total de 31,5 millones de euros, tres millones más que el año anterior. A este presupuesto, entre 2021 y 2022, se añadirán cuatro millones de euros para la renovación y adecuación de centros de trabajo y, aproximadamente, otros cuatro para la renovación de la flota de todoterrenos de los APNs, colocación de luces prioritarias V1 para los mismos, adquisición de autobombas y de un puesto de mando ligero.

Según ha explicado Bayona, “era imprescindible hacer un esfuerzo en la búsqueda de inversión para que Aragón pueda tener un operativo del siglo XXI”. “Con el trabajo que se está realizando en el Departamento, no sólo se pretende dar una nueva imagen a este cuerpo de emergencias, también se quiere dotarlo del material adecuado para que los trabajadores puedan realizar su trabajo de forma segura y eficaz”, ha explicado el director general.

Asimismo, el director ha dado a conocer Infoar, la nueva logomarca con la que se identificará a todo el personal perteneciente a este cuerpo de emergencias y que será reconocible tanto en los nuevos uniformes de los profesionales del operativo, como en los vehículos y medios de extinción.

Se denomina Infoar al dispositivo de emergencias, igual que a su organización territorial, de mando y estructura, según el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales del Gobierno de Aragón (Procinfo). Además del nombre, la logomarca tiene la forma de una llama de fuego, formado en la parte inferior por la hoja del roble (Quercus Pyrenaica), una hoja muy característica y reconocible en Aragón por su morfología y que simboliza la importancia que tiene la prevención para la gestión de los incendios forestales. El logotipo se completa con dos franjas, amarilla y roja, en la parte superior, que representan los colores de la bandera de la autonomía a la vez que transmiten la imagen de un fuego.

La presentación en la base ejeana también ha contado con un despliegue de los medios más representativos del operativo: una brigada helitransportada, forestales de Sarga, APNs, un helicóptero de coordinación, varios vehículos, un par de cuadrillas terrestres, una autobomba, una trabajadora de un puesto de vigilancia y el Puesto de Mando Avanzado (PMA), entre otros.

Balance de la primera parte del año 

El año 2020 cerró un balance muy positivo en cuanto a número de incendios y superficie afectada, muy por debajo del promedio anual (275 frente a 379) y de superficie (352,69 ha frente a 3.169 ha), no se registró ningún Gran Incendio Forestal (GIF), y el incendio más grande no superó las 50 ha de superficie forestal, siendo el ocurrido en Sádaba el 15 de julio el mayor de todos con 43,68 ha. Así pues, ponderando las condiciones de riesgo de peligro de incendios observadas podemos concluir que estadísticamente, ha sido una buena campaña en cuanto a resultados

En lo que llevamos de año, el número de siniestros registrados ha sido ligeramente superior al promedio anual 2005-2020, 198 frente a 189, si bien la superficie forestal calcinada ha sido bastante menor que la media histórica para el mismo periodo (237,78 ha frente a 477,13 ha). Es de destacar que apenas ha habido incendios de entidad en la comunidad, ya que tan solo 4 han superado las 10 ha forestales y únicamente el registrado el 17 de abril en Velilla del Cinca llegó a superar las 20 ha, siendo los incendios intencionados y las negligencias las causas principales de los mismos.

Crespo ha recordado que, a pesar de estos datos, “no podemos ni debemos bajar la guardia, porque, aunque 2020 fue un año con pocos sobresaltos, la amenaza vuelve todos los veranos con el calor extremo y las bajas precipitaciones, el cambio climático no beneficia en absoluto, por lo que debemos estar preparados”.

La campaña arranca con menos riesgo

En cuanto a la situación de riesgo de incendio, y a pesar del déficit de precipitaciones registrado en los meses de marzo, abril y mayo, el inicio de campaña presenta un estado hídrico de los combustibles vivos mejor de lo previsto, gracias a las precipitaciones registradas en los primeros días del mes de junio, con acumulaciones de importancia en numerosas zonas de la Comunidad. Por otro lado, el suelo presenta una buena reserva hídrica y el matorral y el arbolado mantendrán buenas condiciones hídricas mientras dure esta reserva.

Con esta situación, la campaña de máxima activación de medios se inicia probablemente con menor riesgo del habitual en cuanto a ocurrencia de incendios importantes. No obstante, la evolución de las temperaturas en las próximas semanas y la ausencia o no de lluvias determinarán si, efectivamente, se podrá confirmar un inicio del periodo de alto riesgo más benévolo que el del año medio.

¿Cómo funciona el operativo de prevención y extinción de incendios?

El operativo cuenta con 62 brigadas terrestres, 8 helitransportadas; todas ellas dirigidas por un APN. A su vez, las brigadas helitransportadas cuentan con seis helicópteros ligeros y dos medios, para el transporte de personal y el lanzamiento de agua; todos ellos y el resto de medios aéreos que participan en la extinción dirigidos por el helicóptero de coordinación aérea.

Además, Aragón cuenta con un parque de 39 autobombas forestales de 3.500 litros de capacidad y maquinaria tipo “bulldozer” que apoyan las labores de extinción en tierra.

Los ojos en el territorio los ponen los vigilantes de incendios forestales que, desde torres, casetas u otros emplazamientos (en un total de 80 ubicaciones), dan aviso inmediato de cualquier posible inicio de incendio forestal.

Estos avisos, y cualquier otro que la ciudadanía realice a través del 112, es recibido en los Centros Provinciales de Operaciones, las denominadas “emisoras de incendios” desde donde se realiza el despacho de medios y la gestión de la emergencia junto con el Centro Regional de Operaciones. La dirección técnica de los incendios recae en personal funcionarios, APNs en un primer ataque, y técnicos desplazados al Puesto de Mando Avanzado en caso de ataque ampliado, para los incendios de mayor complejidad.

Más de 800 actividades de sensibilización

Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón continúa las importantes acciones de sensibilización, tanto a población escolar, como grupos específicos de agricultores, ganaderos y otras empresas que trabajan en el medio rural; con cerca de 800 actividades ya realizadas en lo que va de campaña.

Además, el operativo también ha colaborado en tareas relacionas con la activación del plan de emergencia por nevadas tras el paso de la borrasca Filomena, en concreto se han realizado trabajos de retirada de nieve en calles y colegios de varios municipios. Para estos trabajos se ha activado a personal de Sarga, APNs y vehículos autobomba.

Print Friendly, PDF & Email