Aumentan las denuncias de la DGT por el uso indebido del teléfono móvil al volante durante la pandemia

La DGT formuló el año pasado un total de 3.8876.035 denuncias en las vías españolas de su competencia

La crisis del coronavirus ha modificado algunos patrones de conducta al volante en España porque han aumentado en términos porcentuales las denuncias por usar indebidamente el teléfono móvil y por carecer o tener caducado el carné de conducir, mientras que han descendido las de excesos de velocidad captados por radares, no tener la ITV en regla, no llevar puesto el cinturón de seguridad, circular sin seguro obligatorio o dar positivo en controles de alcoholemia.

Así se desprende de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre denuncias interpuestas por agentes de la autoridad a conductores por incumplir algún precepto en la normativa vial.

Esos datos, a los que ha tenido acceso Servimedia, indica que la DGT formuló el año pasado un total de 3.8876.035 denuncias en las vías españolas de su competencia, lo que supone una reducción de un 17% respecto a las emitidas en 2019 (4.683.671), lo que se debió a las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar la pandemia de la Covid-19. El máximo histórico de denuncias cursadas por la DGT se produjo en 2009 (4.868.607), seguido de 2015 (4.826.246) y 2008 (4.706.239).

Las infracciones más localizadas a conductores en los últimos años se deben al exceso de velocidad, no tener la ITV en regla, utilizar indebidamente por el teléfono móvil, no llevar puesto el cinturón de seguridad, tener el carné caducado o carecer de él, circular sin seguro y conducir con límites de alcohol superiores a los permitidos.

En 2020, año marcado por la pandemia de la Covid-19, los radares fijos o móviles dieron lugar a 1.831.179 denuncias a conductores por exceso de velocidad, lo que representa un 62,55% del total, y no tener la ITV en regla supuso 659.524 denuncias (16,97%). Esas infracciones suelen ser las más abundantes cada año, mientras que las demás son minoritarias.

En tercer lugar, se situó usar indebidamente por el teléfono móvil al volante (96.442 denuncias), por delante de no llevar puesto el cinturón de seguridad (94.752), circular con el carné caducado o sin él (91.617) y no tener en vigor el seguro obligatorio del vehículo (63.330).

Teléfono móvil y alcohol

Cabe destacar que las 96.442 denuncias por utilizar el teléfono móvil sin un dispositivo de manos libres suponen un 2,48% del total y el mayor porcentaje desde al menos 2015, ya que esta infracción supuso un 2,14% de la totalidad de las denuncias en 2015; un 2,04% en 2016; un 2,01% en 2017; un 201,8% en 2018, y un 2,09% en 2019.

Además, también ascendieron en términos relativos las denuncias por conducir sin carné o tener éste caducado, con 91.617 propuestas de sanción (2,36%), cuando en 2019 representaron un 2,31%. No obstante, en 2018 se pusieron proporcionalmente más denuncias por este precepto (2,57%).

El resto de las principales infracciones bajaron en relación a 2019, con especial mención a dar positivo en un control de alcoholemia (37.117 denuncias, un 0,95% del total). En este sentido, cabe precisar que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizaron menos test el año pasado por el descenso drástico de la movilidad debido al confinamiento domiciliario durante el primer estado de alarma y por cambios en el protocolo debido a que las pruebas suelen realizarse por aire aspirado.

En contraste, los positivos por alcohol acabaron un 1,78% del total de las denuncias en 2019; un 1,76% en 2018; un 1,72% en 2017; un 1,73% en 2016, y un 1,66% en 2015.

Print Friendly, PDF & Email