El pedrisco de las últimas dos semanas deja siete millones de euros en indemnizaciones en Aragón

El granizo caído por la comarca de Calatayud alcanzó un gran tamaño que destrozó los campos. Foto: @marsezgz

Las tormentas de pedrisco de las últimas dos semanas se han dejado sentir de manera reiterada en buena parte de la geografía española y han lastrado gravemente los campos aragoneses. La estimación de indemnizaciones para los productores aragoneses asegurados alcanza los siete millones de euros, tras registrar daños por pedrisco en alrededor de 30.000 hectáreas.

Además de cultivos herbáceos (con más de 26.700 hectáreas siniestradas), los partes certifican que también hay pérdidas en producciones de uva de vino, frutales (en especial melocotón y albaricoque) y cereza. Las zonas más afectadas han sido los municipios de las Cuencas Mineras, Cuenca del Jiloca y Bajo Aragón, en Teruel; Ricla, Calatorao y Cariñena (comarca de La Almunia), así como Calatayud en Zaragoza; y las comarcas de Ribagorza y Sobrarbe, en Huesca.

No obstante, campos de cultivo de hasta 14 comunidades autónomas han sufrido su violencia, con una superficie siniestrada que, por el momento, alcanza las 135.000 hectáreas. Agroseguro estima una previsión de indemnizaciones para los productores asegurados por encima de los 30 millones de euros, de los que casi once millones corresponden a daños por pedrisco en cultivos herbáceos, especialmente cereal de invierno. Los trabajos de peritación se iniciaron una vez se recibieron los primeros partes de siniestro y se han intensificado durante los últimos días en todas las zonas afectadas.

Una de las principales zonas agrarias, Castilla y León, se ha llevado la peor parte de las tormentas, con daños que superan los 10,2 millones de euros en total. Más de 57.000 hectáreas aseguradas han sufrido siniestro, especialmente en Burgos y Valladolid, aunque en el caso del cereal hay cosechas afectadas en todas las provincias, hasta alcanzar las 53.000 hectáreas. Además, es importante destacar los daños registrados por el viñedo –sobre todo el perteneciente a la D.O. Ribera del Duero–, con más de 3.000 hectáreas afectadas y una estimación de indemnizaciones de 5,5 millones de euros.

Más de 25.000 hectáreas de Castilla-La Mancha también han sufrido los efectos del pedrisco, y al igual que en el resto de las zonas, la mayor parte –alrededor de 20.000 hectáreas– corresponden a cultivos herbáceos, con especial incidencia en Cuenca, Guadalajara y las comarcas de Mancha y Manchuela en Albacete. Además, los daños se extienden por muchos otros cultivos: viñedo (en especial en la Manchuela conquense), hortalizas, frutales o frutos secos (almendro). Las indemnizaciones estimadas para los productores manchegos asegurados se sitúan en 5,1 millones.

Por su parte, las recientes tormentas de pedrisco dejan partes de siniestro de más de 4.000 hectáreas de cultivos de la Región de Murcia. La estimación de indemnizaciones para los fruticultores asegurados supera los dos millones de euros, aunque los daños en cultivos herbáceos, aromáticas y hortalizas elevará la cifra final hasta tres millones, aproximadamente.

Print Friendly, PDF & Email