Jorge Calderón: “Aragón debería ser uno de los principales hub tecnológicos de España”

Jorge Calderón es el director territorial de DXC Technology en Zaragoza

DXC Technology reforzará su Centro de Excelencia Cloud en Zaragoza con cien nuevos trabajadores para dar respuesta a la demanda de creciente de soluciones en la nube en el mercado de España y Portugal. Un crecimiento que busca sumarse a la tormenta perfecta que generará el aterrizaje de Amazon Web Services en la Comunidad y que convertirá a Aragón en “uno de los principales hub tecnológicos de España”, según su director territorial, Jorge Calderón.

Estos cien nuevos empleos son la primera piedra del plan de los próximos cinco años de DXC, que ya suma 35 años en Aragón y que en 2020 recibió el Premio a la Excelencia 2020. Actualmente presta servicios a 150 empresas y organizaciones del sector público y privado, una cifra que pretenden incrementar toda vez que las entidades empiezan a perder el miedo a trasladar sus datos a la nube. Los fondos que llegarán de Europa también ayudarán a la digitalización del sector empresarial de la Comunidad.

Pregunta.- ¿Cuál es el estado de salud de DXC?
Respuesta.- A nivel mundial, la compañía está muy bien. Venimos de vender una parte de software de sanidad y eso nos ha generado un buen impulso económico. En España y Portugal también estamos muy bien, rondando los 7.500 empleados. Y en Aragón también estamos especialmente bien, nunca hemos bajado en 35 años de los mil trabajadores. La salud es muy buena.

P.- ¿Cómo fueron los comienzos? Imagino que se parecerá poco a cómo es ahora.
R.- Nacimos al albur de General Motors, que llegó en los años 80 y le hacía falta que alguien le llevara el “outsourcing” de la infraestructura y trajo a EDS (Electronic Data System), que llevaba todo el IT, para después comenzar a diversificar clientes. Nos convertimos en el hub mundial y apareció Zaragoza en el mapa. Con el paso de los años nos fuimos transformando en HP y DXC.

P.- Cumplen 35 años aquí en Zaragoza y lo celebran con un refuerzo de su plantilla, con 100 nuevos empleos.
R.- Es un refuerzo variopinto. Reforzamos el área cloud, porque con la llegada de Amazon Web Services tiene todo el sentido del mundo, pero también áreas históricas nuestras como infraestructura clásica, aplicaciones o procesos de negocio. Es un crecimiento de la plantilla, que siempre es bueno, y aire fresco, que siempre viene bien.

La compañía recibió el pasado mes de noviembre el Premio a la Excelencia Empresarial

P.- La generación de esos 100 empleos es el primer paso de un plan de 5 años. ¿Cuáles serán las líneas maestras?
R.- Queremos crecer en aquellas áreas en las que creemos que tenemos un crecimiento fácil: que son cloud, “business inteligence y analitics” y todo lo relacionado con el desarrollo de bots. Son las tres áreas donde vemos que el mercado crece a un nivel exponencial alto.

P.- El centro cloud de Zaragoza tiene ya 150 clientes de grandes empresas. ¿Se está empezando a perder el miedo a guardar los datos en la nube?
R.- Depende de si son del sector privado o del público. Las privadas ya tienden a perder el miedo, con muchas cláusulas que las grandes compañías de servicios en la nube les ayudan a perder el miedo. El sector público es más complejo, porque coge los datos de cualquier ciudadano y tiene más complicaciones legales, aunque acabará ocurriendo. El Gobierno de Aragón es bastante pionero al proponer una ley para sacar los datos a la nube, y detrás de ello irá mucho movimiento de nuestros datos.

P.- Por concretar, ¿qué servicios ofrecen?
R.- Lo podemos personalizar en Amazon Web Services. Ellos ponen un espacio físico con un montón de servidores, que alojan los datos a lo grande. Ese alojamiento se alquila a muchas empresas finales, y en medio estamos nosotros, que somos los integradores. La empresa final quiere alojar una serie de datos, pero necesita un integrador que lo administre y lo meta en el cloud de Amazon. Lo que van a hacer es alojar muchos datos de muchas empresas.

P.- ¿Qué potencial tiene Aragón para liderar la transformación digital?
R.– Todo el del mundo. Deberíamos ser uno de los principales hub tecnológicos de España. Se nos está adelantando Málaga, que se está postulando como el “Silicon Valley” de España, y podríamos llegar a ser nosotros. Tenemos una situación privilegiada entre Madrid y Barcelona, un buen aeropuerto, una buena conexión en AVE, con un entramado tecnológico importante… Entre nosotros debemos hacer equipo para conseguir que Aragón esté donde debe estar. Solo nos falta un poco de apoyo institucional. Tenemos muchas ganas.

DXC cuenta con 150 clientes de grandes empresas

P.- En DXC ya tienen una relación consolidada con Amazon Web Services y en Zaragoza intuyo que no va a ser menos, ¿qué va a significar su aterrizaje en Aragón para el despegue del sector tecnológico?
R.- Es como cuando vino General Motors, que generó un efecto llamada de otras compañías que se empezaron a fijar en Zaragoza. En este caso, Amazon lo ha distribuido por más zonas de Aragón. También importa el nombre. Amazon llega a todo mundo. Viene muy bien para que el resto de multinacionales puedan ver que Zaragoza es un buen sitio para desembarcar. Estamos encantados, aunque sea competencia, de que venga porque fortalece el musculo del entramado tecnológico aragonés. Debemos transformar nuestro entramado laboral y orientarlo a la tecnología.

P.- ¿Va a haber en Aragón suficiente empleo cualificado para atender tanta demanda?
R.- No. Hablamos mucho en nuestros foros de que el mercado no abastece lo suficiente, y esto hay que atacarlo desde abajo. FP hay bastantes, que es de donde nos nutrimos, pero sale menos gente que la demanda que tenemos. A nivel gubernamental deberían darle una vuelta. Trabajo tenemos, estaremos cerca del 1% de paro, y hay que aprovechar el tirón. Tenemos mucho trabajo y no conseguimos abastecer lo suficiente. Hay que ir un paso más abajo, a las escuelas, y explicarle a la gente que son carreras difíciles, pero que dan trabajo para toda la vida.

P.- ¿Existe mucha diferencia de empleo masculino y femenino?
R.- Hay que hacer un esfuerzo doble para integrar a las mujeres en este mercado. Hace poco leía que eran el 15% de mujeres las que se metían en estas carreras. En DXC tenemos un 51% de mujeres, somos un rara avis, pero debemos intentar, atacando desde más abajo, atacar y reforzar estas áreas. Tecnara lo está haciendo muy bien. Busca gente que esté fuera del mercado directo de las tecnológicas, les hace un curso de 500 o 600 horas y las integra en el mercado.

P.- Una de las preocupaciones de las empresas, y lo estamos viviendo últimamente, son los ciberataques, hasta en las instituciones públicas. ¿Estamos suficientemente seguros hoy en día? ¿Cómo se puede garantizar esa ciberseguridad?
R.- Invirtiendo mucho. Las compañías, hasta hace no mucho, esto lo miraban de lado. Pensaban que tenían su antivirus y ya estaban cubiertos. Ha habido muchos ciberataques y han tenido que correr para salvar todo lo posible. A las que todavía no les ha ocurrido, la recomendación es proactividad e invertir en seguridad, porque el dinero que te vas a tener que gastar para recuperarte será más grande que el que invertirías proactivamente. Los ciberataques son cada vez más complejos. De los piratas te proteges con más seguridad, y eso requiere de inversión.

P.- ¿Cómo han vivido ustedes la pandemia?
R.- Nosotros venimos ser una empresa de outsourcing de información, y con matriz americana. Llevamos años teletrabajando o flexibilizando el teletrabajo. No ha sido un caso extraño, pero sí es raro estar un año solo teletrabajando. Las relaciones sociales son muy importantes y hay gente que quiere volver a la oficina. Podemos teletrabajar, pero tenemos ganas de volver tras un año con 7.500 empleados en sus casas.

P.- Por último, ¿cómo se imagina la empresa y el sector dentro de 5 años?
R.- Seguramente no acierte nada, pero va a haber muchísima automatización, que no tiene por qué significar la pérdida de puestos de trabajo. Hay que desarrollar tecnológicamente a la gente para que quien desarrolla una labor pueda ser el informático que automatiza esos procesos. Va a haber mucho “business inteligence” y análisis del dato, porque cada vez tenemos más datos y debemos ser capaces de explotarlo para bien. ¿Hace ocho años quién usaba el banco desde el móvil? Va a haber unos cambios increíbles. Vamos a digitalizar todo, y los fondos de transformación y resiliencia que van a acelerar todavía más el proceso, tanto para las pymes como para las grandes. Nos vamos a digitalizar mucho, y es necesaria. Debemos digitalizarnos mucho para que cualquier trámite sea desde el móvil. Para cualquiera es un rollo meternos a realizar cualquier acción en nuestros portales, y lo acabas dejando. Eso, en cinco años, va a cambiar, y vamos a hacer cualquier trámite online.

Print Friendly, PDF & Email