Bermejo y Azón, los únicos que tienen garantizada su continuidad en el ataque zaragocista

El canterano Azón es el único delantero centro con el que cuenta JIM. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

El Real Zaragoza debe diseñar, con Miguel Torrecilla al frente de la dirección deportiva, una línea ofensiva prácticamente nueva en su totalidad para la próxima temporada. De hecho, en la entidad consideran que sólo tres futbolistas han rendido acorde con lo que se esperaba, como es el caso de Bermejo, Azón y Narváez, pero el colombiano cuenta con buen cartel y las necesidades económicas blanquillas podrían propiciar su salida.

El atacante ha sido el máximo goleador del Real Zaragoza esta campaña con nueve dianas, una cifra que ha servido para ayudar, y mucho, en la permanencia del conjunto aragonés en la categoría de plata del fútbol español. Sin embargo, desde el club se desliza la necesidad de vender para cuadrar cuentas y el interés de equipos como el Elche, quien ya movió ficha en verano, señala al cafetero como una de las posibles salidas de la plantilla, oferta de traspaso mediante.

Mucho menos probables resultan las marchas de Iván Azón y Sergio Bermejo. El Real Zaragoza los considera importantes para el próximo proyecto y, al menos todavía, no cuentan con la vitola de transferibles. Azón dará un paso adelante en cuanto a minutos sobre el césped, dando continuidad a su rendimiento ofrecido en la recta final de la pasada temporada. Mientras, Bermejo cuenta con contrato en vigor y se considera que puede ser el año en el que dé el salto de calidad buscado.

Del resto, Gabriel Fernández ya es historia con sus 0 goles en 30 partidos, regresando cedido al Celta de Vigo. También Alegría, que termina su cesión y vuelve al Mallorca. Por su parte, el delantero que cuenta con contrato en vigor es Haris Vuckic, pero ni el club ni JIM han mostrado confianza en sus posibilidades. Tampoco lo hicieron Baraja ni Iván Martínez. Desde el Real Zaragoza le buscan una salida.

En cuanto a los extremos, y a la espera de saber qué ocurre con Narváez, Zanimacchia no seguirá y volverá a la Juventus. Sí tiene contrato vigente Larrazabal, aunque al tratarse de una de las grandes decepciones del año por expectativas y rendimiento se le buscará acomodo en otro club.

También a Adrián González le resta un año de contrato y sus emolumentos son lo suficientemente importantes como para no considerarle un fijo en la plantilla. Aunque en la recta final sí aportó al equipo, el madrileño sólo ha podido disputar 20 partidos por varias lesiones consecutivas y no se vería con malos ojos una salida.

En definitiva, Torrecilla debe buscar al menos cuatro incorporaciones en el mercado veraniego, sólo hablando de la parcela ofensiva. Y siempre pendientes de que no se produzcan salidas poco deseadas para la afición como podría ser la de Juanjo Narváez.

Print Friendly, PDF & Email