Lambán retoma sus labores de presidente con la esperanza de dar por vencido al virus en septiembre

El presidente regresará a su actividad por el momento de forma telemática
El presidente regresará a su actividad por el momento de forma telemática

El presidente de Aragón, Javier Lambán, vuelve a tomar las riendas del Ejecutivo autonómico tras ser operado hace ahora quince días del cáncer de colon que padece. En su primer Consejo de Gobierno tras la intervención, el presidente ha agradecido las muestras de apoyo recibidas y se ha mostrado confiado en que la pandemia de coronavirus pueda «darse por cerrada» a partir de septiembre, momento en el que tocará poner «velocidad de crucero» para la recuperación.

Un plazo de tres meses que el presidente ha señalado que «la vacunación hará posible» y que permitirá «recuperar la normalidad» sanitaria y centrarse en reactivar la economía. Para lograrlo será indispensable la buena gestión de los fondos europeos, que según Lambán «marcarán el futuro de la Comunidad y el futuro político de este Gobierno».

Javier Lambán ha intervenido así ante todos los miembros de su Gobierno, todavía de forma telemática mientras continúa su recuperación en su casa de Ejea de los Caballeros. Una recuperación de la que ha destacado su dureza a pesar de estar desarrollándose con normalidad. «No obstante, desde el punto de vista del ánimo me encuentro perfectamente bien», ha explicado a sus consejeros antes de anunciar su regreso a la actividad.

La hasta ahora presidenta en funciones, la consejera Mayte Pérez, volverá así a desempeñar sus labores habituales como titular de Presidencia y Relaciones Institucionales. A ella se ha referido también Lambán para agradecer la «dignidad muy meritoria» con la que ha desempeñado el cargo mientras él mismo y el vicepresidente, Arturo Aliaga, se encontraban convalecientes.

Estabilidad autonómica frente al «ruido» de la política nacional

El presidente ha usado su primera intervención tras su regreso para poner en valor la estabilidad del Gobierno cuatripartito en Aragón, que se acerca ya al ecuador de la legislatura. Para Lambán, el pacto entre PSOE, Podemos, CHA y PAR dio una «estabilidad» política que ahora debe protegerse frente al «ruido y conflicto» que a su juicio azota a la política nacional.

«Creo que tenemos que hacer un esfuerzo denodado por evitar que la política aragonesa se vea contaminada», ha pedido el presidente a sus consejeros, recalcando la postura de «lealtad» que como Gobierno autonómico deben mostrar con el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Sin embargo, Lambán ha vuelto a reivindicar que esta lealtad debe ser mutua que debe de plasmarse en aspectos como «lograr el mayor caudal de fondos del Gobierno de España» para la reactivación de la economía aragonesa tras el paso de la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email
El presidente regresará a su actividad por el momento de forma telemática