La DGA invierte más de dos millones de euros en la ampliación de centros educativos oscenses

La inversión en el Sierra de Guara será la mayor de todas, con 825.000 euros

El Departamento de Educación del Gobierno de Aragón va a invertir más de dos millones de euros en la modernización de infraestructuras educativas de la provincia de Huesca, dentro del presupuesto incluido en los fondos europeos React. El IES Sierra de Guara tendrá la mayor de las inversiones con 827.000 euros, que servirán para construir un nuevo edificio que estará listo para el año que viene.

La inversión en el Sierra de Guara será la mayor de todas, con 825.000 euros dedicados a la construcción de un edificio de dos plantas con ascensor, para facilitar el acceso a personas con problemas de desplazamiento, una biblioteca, algo que se reclamaba desde hace años, cuatro aulas de 45 metros cuadrados, y dos aulas de 25. Las obras tienen dos anualidades, una para este año 2021 y otra para el año 2022.

Además de en este centro, también se van a invertir 400.000 euros en la ampliación del IES Ramón y Cajal, donde se construirá una segunda planta al edificio situado al lado del gimnasio. Dispondrá de tres aulas-taller, dos almacenes, ascensor, escalera y circulaciones. Las obras en este centro tendrán un plazo de ejecución de siete meses y se calcula que un 25% de los trabajos se harán este año y el resto, el siguiente.

En el medio rural también se llevarán a cabo inversiones en mejoras educativas, y es que, como ha explicado el consejero de Educación, Felipe Faci, “no solamente hay que mantener estas escuelas abiertas, que es un objetivo fundamental, sino que también hay que mejorar sus infraestructuras”. Los colegios de Ayerbe y Benabarre, que hace unos años se convirtieron en centros integrados para poder ofrecer educación secundaria, también tendrán obras de ampliación y mejora incluidas en el plan de inversiones educativas.

La ampliación del CEIP Ramón y Cajal de Ayerbe, que visitó hace unos días la directora del servicio provincial de Huesca, Olga Alastruey, consistirá en un nuevo edificio de dos plantas, adosado al existente con forma prácticamente cuadrada, con cuatro aulas de 40 metros cuadrados.

Por su parte, en el CRA Alto Gállego de Biescas se acondicionarán dos nuevos espacios en el edificio existente, en los que se prevén la instalación de un porche en planta baja, un aula de 42 metros cuadrados y una biblioteca de 40, mientras en el CPI de Benabarre se construirá un nuevo edificio de dos plantas y reordenación de espacios en el edificio principal y en el edificio denominado “Casa de maestros”. El nuevo edificio dispondrá de 3 aulas de unos 40 metros cuadrados, un taller de tecnología de 33 metros cuadrados, así como clases de música, plástica y visual y un laboratorio de ciencias experimentales de unos 34 metros cuadrados.

Print Friendly, PDF & Email