Iberfoil generará más de 500 empleos en Sabiñánigo con un nuevo proyecto de reciclaje de aluminio

La empresa invertirá más de 42 millones de euros hasta 2023
La empresa invertirá más de 42 millones de euros hasta 2023

La empresa de laminación de Aluminio prepara un nuevo proyecto de reciclaje que generará más de medio millar de empleos, entre directos e indirectos, en la localidad oscense de Sabiñánigo. Una iniciativa que ya ha recibido, tal y como publica el BOA este lunes, la declaración de interés autonómico por parte del Gobierno de Aragón, lo que permitirá agilizar los trámites.

Con una inversión de más de 42 millones de euros hasta 2023, Iberfoil espera crear 40 puestos de trabajo directos en una primera fase, 75 en una segunda y unos 400 indirectos, además de consolidar los 107 empleos actuales. La idea de la empresa es integrar la nueva factoría de fundición y colada continua para, a partir de chatarras de aluminio, fabricar bobinas nuevas de este material.

El proyecto ha recibido la declaración de interés autonómico tras una propuesta del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial que aceptó el Consejo de Gobierno. Para el vicepresidente y consejero del ramo, Arturo Aliaga, “con este proyecto se consolida una industria básica en la Comarca del Alto Gállego, y más concretamente en la localidad de Sabiñánigo, y se refuerza la competitividad y la capacidad para captar inversiones relacionadas con este tipo de industria que, como en este caso concreto, está especializada en la laminación de aluminio”.

La nueva fábrica para recuperación de chatarras, fundición de las mismas y fabricación de bobinas de 6 mm de espesor a partir de coladas continua se incluye en el denominado proyecto “Iberfoil Integra”. Consiste en la construcción de una nueva fábrica de más de 45.000 metros cuadrados, contigua a la planta actual que la empresa ya tiene en terrenos comprados en 2018 a Alcoa, para proceder a recuperarlas a partir de las propias chatarras actuales de Iberfoil y de las otras plantas de Alibérico en España y de clientes en España, mediante fundición de las mismas en cinco hornos (un rotativo, dos fusores y dos mantenedores), fabricando aluminio líquido que alimentará a dos líneas de colada continua que fabricarán 25.000 toneladas de bobinas al año.

Esta planta, dotada de equipos de manutención y servicios en un nuevo edificio industrial de 5.000 metros cuadrados, con sus correspondientes servicios, permitirá a Iberfoil ser una fábrica totalmente autónoma que realizaría el proceso integral de transformación de chatarras de aluminio hasta convertirlas en bobinas de hoja fina en 6 micras de espesor.

Print Friendly, PDF & Email
La empresa invertirá más de 42 millones de euros hasta 2023