Un incendio de basura acumulada en un rellano obliga a desalojar un piso okupa de Pignatelli

La Policía Nacional ya se ha hecho cargo de la investigación para conocer las causas del incendio

Un incendio de basura acumulada en un rellano ha obligado a desalojar un piso okupa de la calle Pignatelli de Zaragoza. Como consecuencia del fuego, los bomberos han tenido que evacuar a una familia con cuatro menores, mientras que el resto de inquilinos han sido desalojados por su propio pie tras ventilar la escalera.

Según han informado desde el Ayuntamiento de Zaragoza, el incendio se ha originado en diversos materiales que estaban acumulados en el rellano, lo que ha inundado de humo la caja de la escalera. Hasta allí se ha desplazado tren de ataque compuesto por bomba urbana, autoescala, vehículo de mando y ambulancia. Además, han tenido que atender a varias personas por inhalación de humo en la ambulancia.

Los hechos han ocurrido alrededor de las 7.00 horas. La Policía Nacional ya se ha hecho cargo de la investigación para conocer las causas del incendio.

Inspección de Urbanismo

El Área de Urbanismo ha iniciado los trámites para realizar una inspección del edificio de la calle Pignatelli número 67 ante el incendio producido este sábado. El incendio no ha tenido proyección al edificio pero sí ha provocado una cortina de humo que se ha extendido por toda la caja de escalera. Esto ha provocado la evacuación de una familia y la asistencia sanitaria de otra persona por inhalación de humo.

“Los hechos ocurridos en Pignatelli 67 demuestran que seguimos teniendo un grave problema de seguridad en esa área de la ciudad y que tenemos que seguir actuando con firmeza”, ha expresado el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano. “Desde el Servicio de Inspección de Urbanismo vamos a elaborar un informe en el que se van a introducir los criterios que ordené estudiar hace unos meses, por los que el Ayuntamiento de Zaragoza iba a introducir, a los efectos de poder desalojar un edificio, los criterios de insalubridad, salud pública y seguridad para analizar un edificio y llevar incluso a su clausura y desalojo”, ha avanzado Serrano.

“Una vez que tengamos elaborado ese informe de Inspección Urbanística vamos a elevarlo a la Fiscalía para que se adopten las decisiones necesarias conforme a derecho ante unos hechos de esta gravedad”, ha informado el consejero, quien ha dado orden de remitir una petición formal a la Delegación de Gobierno “para que convoque una reunión en la que estemos, tanto el Ayuntamiento de Zaragoza, como la Dirección General de Vivienda del Gobierno de Aragón, la propia Delegación, y los vecinos de la zona a través de la Junta de Distrito del Casco Histórico, así como otras entidades que considere el presidente de dicha Junta”.

“En Pignatelli tenemos una situación que hace que estemos especialmente preocupados y todas las administraciones públicas implicadas tenemos la responsabilidad de dar respuesta a los vecinos y de atajar unos problemas que se vienen sucediendo un fin de semana tras otro”, ha insistido Víctor Serrano.

Desde que comenzó este mandato, la Consejería de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza ha intensificado las inspecciones en el entorno de Zamora y Pignatelli. En concreto, según los datos recopilados desde 2015 hasta abril de 2021, el Servicio de Inspección Urbanística había realizado 124 expedientes, la mayoría en las calles Pignatelli (32), Agustina de Aragón (30) y Cerezo (26).

En concreto, bajo el actual equipo de Gobierno, en sus primeros 20 meses de Gobierno se habían abierto 50 expedientes, algunos de ellos todavía abiertos corresponden a requerimientos, multas, sanciones o expedientes pendientes de otros informes técnicos. Por calles, en Cerezo se han abierto 14 expedientes; en Agustina de Aragón han sido 11; en Ramón Pignatelli se ha expedientado a otros 11; en Zamoray se han abierto 8; y en Miguel de Ara son 6.

Print Friendly, PDF & Email