Opel instala un parque fotovoltaico para producir su propia energía limpia

Este parque solar fotovoltaico de 19.200 paneles será capaz de suministrar un 15% del consumo anual de la planta de Zaragoza

La planta de Opel en Figueruelas, perteneciente al grupo Stellantis, ya cuenta con una planta fotovoltaica para su propio autoconsumo de energía limpia y renovable. La factoría evitará así la emisión de unas 2.221 toneladas de CO2 al año con un parque puesto en marcha por Prosolia Energy, una empresa valenciana de renovables que ha realizado la inversión de 4,2 millones de euros.

Así, este parque solar fotovoltaico de 19.200 paneles, a los que se añadirán otros 10.000 antes de fin de año, será capaz de suministrar un 15% del consumo anual de la planta de Zaragoza. De este modo, Stellantis Zaragoza es capaz de generar y obtener su propia energía “limpia”, incrementando su competitividad en un contexto marcado por la subida de las tarifas eléctricas. Al mismo tiempo, cumple con su propósito de reducir las emisiones de carbono, que en este caso equivaldrán a la plantación de 13.300 árboles.

En este sentido, el responsable de Proyecto en Stellantis Zaragoza, Ignacio Cortés, ha resaltado que “este gran hito” representa “el primer paso en nuestro camino hacia la descarbonización del proceso productivo”. “Tenemos que aprovechar la oportunidad que nos brinda la abundancia de recursos renovables en la zona, tanto solar como eólico”, ha añadido.

Por su parte, el director de la planta de Figueruelas, Manuel Munárriz, ha expresado su satisfacción con la planta solar fotovoltaica, que, según ha manifestado, “es otra prueba más del compromiso de la planta de Zaragoza y de Stellantis con el medio ambiente y con la reducción de emisiones”. Un compromiso medioambiental de la planta que se concreta, también, en la producción del Opel Corsa-e 100% eléctrico en exclusiva mundial. Hoy, un 12% de los Opel Corsa de sexta generación ensamblados en Zaragoza son Corsa-e.

Del mismo modo, la consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, ha apuntado a la fábrica de Figueruelas no solo como “modelo en sostenibilidad, sino también en innovación” y ha animado a otras empresas del sector a “diversificar y buscar alianzas” con otras compañías para ser más competitivas y menos contaminantes, tal y como han hecho Stellantis Zaragoza y Prosolia Energy. Unas alianzas que permitirán que el “ecosistema aragonés sea cada vez más idóneo en materia de industria, automoción y para la movilidad del siglo XXI”.

Crisis de los microchips

Por otro lado, Munárriz, director de la planta desde el mes de marzo, se ha referido a la crisis de los microchips que está sacudiendo al sector de la automoción en este 2021. Pese a la aprobación de un ERTE para todos los trabajadores, en Figueruelas ya llevan unas semanas trabajando con cierta normalidad, y confían terminar el año mejorando las cifras del 2020, por encima de los 400.000 vehículos.

Print Friendly, PDF & Email