El proyecto PVAI pretende poner en valor los más de 300 polígonos industriales que hay en Aragón

Este proyecto se considera un pilar fundamental en la lucha contra la despoblación

El proyecto Puesta en Valor de las Áreas Industriales (PVAI) pretende, como su nombre indica, poner en valor los 339 polígonos que hay repartidos por todo el territorio aragonés y dar a los barrios industriales la importancia que tienen para los pueblos y ciudades de Aragón. Para lograrlo se centrarán en tres acciones principales: revalorizar el suelo industrial, mejorar las telecomunicaciones y cumplir con la agenda 2030.

El proyecto PVAI ha sido presentado este jueves por el presidente de la Federación de Polígonos Empresariales de Aragón (Fepea), Carlos Marquino Navarro, y por el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita. Este último ha resaltado que “hay infinidad de polígonos que están vacíos en pueblos que ahora mismo están luchando por la supervivencia y por mantener población en el territorio”. Así pues, ven este proyecto como un pilar fundamental en la lucha contra la despoblación, ya que revalorizando los polígonos se podría atraer a más empresas y por ende, a más gente trabajadora que se quedaría en los pueblos.

Desde Fepea y Cepyme quieren poner en valor el polígono y para conseguirlo han planteado tres acciones. La primera de ella consiste en revalorizar el suelo industrial que ya hay en Aragón, donde hay un total de 339 polígonos. De ellos, seis están ubicados en Huesca; tres en Teruel; 40 en Zaragoza y el resto (290) repartidos por los otros 728 municipios aragoneses.

La segunda acción pretende mejorar las telecomunicaciones de los polígonos industriales, especialmente con la instalación de banda ancha. Se prevé que antes de 2022, cerca de 90 cuenten con banda ancha de última generación. La tercera y última es cumplir con la agenda 2030, especialmente en lo que respecta a sostenibilidad e innovación. Aunque han destacado que nada de esto podrá lograrse sin la colaboración entre lo público y lo privado, es decir, sin una unión entre empresas, organizaciones y administraciones públicas.

Carlos Marquina ha señalado que “vamos a trabajar en propuestas que mejoren las telecomunicaciones, la accesibilidad, la gestión del medioambiente, la sostenibilidad, las energías renovables…todo aquello que una empresa ubicada en un polígono puede necesitar”. Asimismo, quieren facilitar el acceso a la información por parte de todos los agentes sociales mediante una base de datos completa y actualizada frecuentemente.

Reactivación y apoyo a las industrias

No defienden los intereses de un sector empresarial determinado, sino que están luchando por “reactivar un sector de la economía aragonesa que lamentablemente se planteó mal, no se ha desarrollado y a día de hoy solo constituye un montón de solares urbanizados repartidos por todo el territorio”, ha manifestado Aurelio López. Además, ha querido añadir que “se puede compaginar perfectamente la reactivación y el apoyo a las industrias que ya existen en algunos polígonos con el espacio muerto que hay en esos mismos polígonos, entendemos que la idea es importante e interesante”.

Finalmente, han exigido la creación de una norma jurídica que recoja a los polígonos industriales porque si no “no se puede trabajar y las asociaciones están vendidas, lo que conlleva una dejadez de cada uno de los polígonos”. En 2018 ya propusieron al Gobierno de Aragón, a través de las Cortes, una ley autonómica como esta, “pero sigue sin existir”, ha afirmado Marquina.

Después de la presentación del proyecto PVAI, lo que van a hacer desde Fepea y Cepyme es visitar cada una de las 33 comarcas que conforman Aragón para hacer un cribado de los polígonos industriales que hay vacíos y ver en cuáles hay que poner el foco.

Print Friendly, PDF & Email