Zaragoza avanza para ser climáticamente neutra en 2030

El tráfico representa el 20% de la contaminación en Zaragoza

Zaragoza ha logrado reducir un 20% sus emisiones de CO2 desde el año 2005, tal y como se comprometió al firmar el Pacto de Alcaldes de 2011. Alcanzado ese objetivo, el Ayuntamiento trabaja ahora en un horizonte más ambicioso: avanzar hacia una ciudad climáticamente neutra. El alcalde Jorge Azcón ha anunciado hoy que Zaragoza contará a final de año con un plan de acción y adaptación al cambio climático que no sólo permita alcanzar el objetivo de reducir las emisiones de CO2 un 50-55% en 2030 sino que siente las bases para que Zaragoza pueda entrar en el proyecto de 100 ciudades climáticamente neutras impulsado por la Comisión Europea. Esta estrategia, de carácter transversal, tendrá como eje mejorar la salud y el bienestar de las generaciones futuras.

Así lo ha expuesto el alcalde en un acto con motivo de la Semana del Medio Ambiente en el que ha estado acompañado por la consejera de Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente. En él se ha dado a conocer un avance del último Inventario de Emisiones de la Ciudad, que señala que Zaragoza redujo un 20% las emisiones totales de gases de efecto invernadero entre 2005 y 2019.

En el caso de las emisiones municipales -generadas por instalaciones y actividades del Ayuntamiento- la reducción en este periodo ha sido del 88%. Ello ha sido posible gracias a los cambios en materia de energía y movilidad, como los programas de ahorro energético o la compra del 100% de electricidad de origen renovable.

El Ayuntamiento quiere ser, por tanto, ejemplo de medidas reales y eficaces que se pueden adoptar contra el cambio climático. Sin embargo, el sector municipal ya sólo representa menos del 1% de las emisiones de Zaragoza, frente al 44% del sector industrial, el 29% del residencial o el 20% de la movilidad, privada y pública.

Para ayudar a reducir esa huella de carbono, el Ayuntamiento a través del área de Medio Ambiente trabaja en un plan de acción transversal que permita avanzar hacia una ciudad climáticamente neutra en el horizonte 2030-2050. Ese plan dará continuidad a las acciones impulsadas en los dos últimos años y las que están implicadas todas las áreas de gobierno.

Su punto de partida es la Estrategia de Cambio Climático, Calidad del Aire y Salud de Zaragoza (ECAZ 3.0.) y la nueva ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Dos de los ejes de esa transformación en los que viene trabajando el Ayuntamiento son la energía y la rehabilitación. El gobierno de la ciudad ha destinado 13,9 millones de euros en 2020 y 2021 para ayudas a la rehabilitación y eficiencia energética, lo que beneficiará a más de 2.900 viviendas y 184 edificios, ahorrando 1.313 toneladas anuales de CO2. A ello se unen las reducciones procedentes, por ejemplo, de sistemas de alumbrado público más eficientes.

Además está impulsando el uso de energías renovables con la creación en el Actur del primer Barrio Solar de autoconsumo colectivo de España, que permitirá reducir 40 toneladas de CO2. al año o con las ordenanzas fiscales verdes (bonificaciones del 30% del IBI para viviendas ubicadas en edificios que instalen placas solares y de hasta el 95% en el impuesto de construcciones).

Otro de los ejes es la movilidad sostenible, con la electrificación de la flota de autobuses urbanos y la incorporación de 68 vehículos no contaminantes hasta 2022, lo que evitará la emisión de más de más de 106.000 toneladas de CO2 en sus años de vida.

Asimismo, Zaragoza apuesta por la creación de nuevos sumideros de carbono con proyectos como El Bosque de los Zaragozanos, que aspira a plantar 700.000 árboles en los próximos 10 años.

Además Zaragoza se ha convertido ya en la primera gran ciudad de España que recicla más del 50% de sus residuos, frente a la media que apenas llega al 35%. El objetivo es seguir incrementando esa cifra e impulsar la economía circular, con el aprovechamiento de compost por ejemplo para el propio bosque de los zaragozanos o con la reutilización de otro tipo de residuos.

Así mismo se han dado los primeros pasos para el desarrollo de la Estrategia municipal de Alimentación Sostenible y Saludable, en línea con la estrategia europea “De la granja a la mesa”. Dentro de este ámbito, uno de los objetivos es precisamente avanzar en la reducción del despilfarro alimentario, concienciando a la ciudadanía y con la puesta en marcha de un programa piloto de inserción sociolaboral a partir de la recuperación de alimentos, su transformación y posterior uso.

La recuperación que queremos desde las ciudades Zaragoza participa durante esta semana en el Conama, el Congreso Nacional de Medio Ambiente que se está celebrando en Madrid y que el año pasado tuvo que ser suspendido por la pandemia.

El alcalde Azcón intervendrá este miércoles en un mesa redonda que debatirá sobre “La recuperación que queremos desde las ciudades” y en la que participarán también los alcaldes de Madrid, José Luis Martínez Almeida, de Victoria, Gorka Urtaran y de Valladolid, Óscar Puente, además del presidente delegado de Acción Climática de la Diputación de Barcelona.

Print Friendly, PDF & Email