Una zaragozana denuncia llevar “diez años embarazada” a la espera de una intervención en el Salud

Aspecto de la mujer afectada

Susana tuvo a su hija hace diez años, pero a ojos del resto del mundo, continúa embarazada desde entonces. Esta zaragozana sufrió una complicación en el parto de su hija lo que le dejó una malformación similar a un embarazo de nueve meses. La mujer ha defendido que lleva diez años esperando una intervención plástica que le permita operarse ante algo que le ha provocado “un grave daño” personal, social y económico. La mujer pide al departamento de Sanidad el pago de 116.957 euros, un pago diario de 31,61 euros que deberán continuar hasta que llegue el día de su operación.

El periplo personal de Susana comienza en abril de 2011 cuando tuvo a su segunda hija que, tras un parto complicado, le produjo una distención abdominal que le agrandaba la tripa asemejando un embarazo de nueve meses. “¿Tú has parido hija mía?” ha contado Susana que le preguntó su madre tras tener a su bebé. Su médico de cabecera le indicó a acudir a una multitud de especialistas en los que he afirmado que escuchó de todo. “Era normal, ya se me bajaría” o “Eso es de gorda”. Son frases que denuncia haber recibido en estas consultas. Hasta llegar al 2013 donde la incluyeron en la lista de espera y donde se ha mantenido hasta hoy.

La mujer ya fue avisada que al ser una operación plástica estaría “unos pocos años en lista de espera” y cuando ya pasaron esos “pocos años” comenzó a reclamar. Las quejas llegaron primero al defensor del paciente que este, según ha defendido la mujer, le excusó con la prioridad que existía en personas con operaciones de urgencias o cáncer. Un problema estético que habría traído a la mujer “graves daños” en el abdomen de los que, “se ha producido un agravamiento de la patología, a la espera de conocer las secuelas”.

Susana defiende que “lo ha perdido todo. Perdí a mi pareja y mi negocio. Lamenta que al parecer una mujer embarazada, su reincorporación al mercado laboral está siendo complicada. “No me cogían en ningún sitio para trabajar y he tenido que vender todo”, ha añadido.

Este 26 de mayo, Susana ha presentado una demanda, a través del abogado del Defensor del Paciente, Ricardo Agóiz, al Salud aragonés en el que le pide 116.957 euros, con un pago diario de 31,61 euros a la espera de respuesta.

El Salud aragonés en su página web anuncia que se han realizado unas 348 intervenciones plásticas en abril en los hospitales aragoneses. Con unos datos que arrojan que 29 pacientes han tenido que esperar un mes la intervención, 48 usuarios de uno a tres meses, dos de tres a cuatro meses y siete pacientes han tenido que esperar más de seis meses.

Print Friendly, PDF & Email