CGT denuncia la “segregación”, “elitismo” y “financiación pública” de la educación concertada

El informe expone que durante el curso 2020-2021, el porcentaje de alumnos matriculados en la escuela pública es del 57,36% frente al 42,64% del alumnado escolarizado en la escuela concertada

El alto porcentaje de escolarización en la red privada-concertada (42% frente al 26% de la media nacional), así como el predominio de la iglesia católica (en más del 90% de estos centros), el carácter elitista o la escasa corresponsabilidad en la segregación del alumnado más vulnerable con necesidades especiales son algunas de las conclusiones extraídas del informe “Educación Secundaria en Zaragoza: subvencionando el privilegio”. A través de este trabajo, el sindicato CGT-Enseñanza quiere poner de manifiesto su crítica contra la renovación de los conciertos educativos en la ciudad de Zaragoza.

Para el delegado sindical de CGT, Gustavo Alares, la segregación supone una de las principales reivindicaciones, incidiendo directamente en el alumnado Acneae, aquel que requiere mayores recursos y atención. “La educación concertada no es corresponsable con los alumnos más sensibles. Los centros públicos asumen un alto porcentaje de alumnado Acneae frente a porcentajes testimoniales en los colegios concertados”, explica. Por lo tanto, desde CGT remarcan que la escuela concertada deriva “sin miramientos” este colectivo hacia la pública, lo que demuestra “el incumplimiento de la normativa y un problema de planificación y de uso de recursos públicos”.

Dimensión geográfica 

El mismo Alares apunta que la distribución geográfica y la geolocalización reflejan también “la desigualdad socioeconómica que afecta a Zaragoza, puesto que la red de centros privados-concertados se concentra especialmente en las zonas más prósperas de la ciudad y con unas rentas por hogar más elevadas”. En este sentido, se lamenta de que “parece que los barrios populares financian vía presupuesto a los barrios más pudientes”, lo que evidencia “claramente” las dinámicas del sistema dual educativo aragonés. Asimismo, considera “injusto” que se concierten aulas de cinco o seis alumnos “habiendo plazas públicas libres en otro colegio cercano que puede acabar cerrando alguna clase por falta de alumnado”.

El informe expone que durante el curso 2020-2021, el porcentaje de alumnos matriculados en la escuela pública es del 57,36% frente al 42,64% del alumnado escolarizado en la escuela concertada. En las zonas de Pignatelli, Independencia, Constitución, Gran Vía, Universidad, Ruiseñores, Miraflores y Torrero-La Paz hay un 62,82% de matriculaciones en la privada-concertada, y los barrios de San José y Las Fuentes concentran un 61,19%. Por el contrario, en Utebo y Casetas todos los estudiantes están matriculados en la pública, y el 80,96% hace lo propio en el Arrabal, Vadorrey, La Jota, Cogullada o Santa Isabel.

Ante estas cifras y datos, desde el sindicato hacen un llamamiento al consejero de Educación, Felipe Faci, y muestran su preocupación y malestar por el “incumplimiento” de los compromisos del Gobierno de Aragón y su “falta de transparencia”. Para CGT, el Ejecutivo debería “tomar medidas efectivas que garanticen la igualdad y equidad del sistema educativo, así como una gestión eficiente de los recursos públicos”.

Print Friendly, PDF & Email