Zaragoza recuerda a las víctimas del atentado de la Casa Cuartel con una ofrenda floral

El acto se ha realizado en recuerdo de las once víctimas que hubo, entre ellas seis niños, y ha sido la Asociación Caballeros del Asfalto Amigos de la Guardia Civil la encargada de organizarlo

“No os olvidamos” es el mensaje que se puede leer en las flores de la ofrenda que se ha hecho este domingo en el monumento al atentado que tuvo lugar el 11 de diciembre de 1987 en la Casa Cuartel de la Guardia Civil, en la Avenida Cataluña de Zaragoza. El acto se ha realizado en recuerdo de las once víctimas que hubo, entre ellas seis niños, y ha sido la Asociación Caballeros del Asfalto Amigos de la Guardia Civil la encargada de organizarlo.

A dicho acto han asistido también el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón; la concejal delegada para las Víctimas del Terrorismo, Patricia Cavero; el subdelegado del Gobierno, Fernando Beltrán; la delegada de la AVT en Aragon, Lucía Ruiz, y también representantes de las Ffccse.

Azcón ha calificado este acto memorable como “entrañable”, cuyo objetivo es el de recordar uno de los atentados “más crueles y más sanguinarios” que ha habido en Zaragoza. Por ello, el alcalde ha querido dar las gracias a todas las entidades que han colaborado y que han hecho posible el acto.

Por su parte, ha señalado que “desde el Ayuntamiento colaboramos ayudando a la organización de estos eventos, pero sois las asociaciones las que, estoy convencido, nunca vais a dejar de recordar a vuestros compañeros”. Así pues, Jorge Azcón ha subrayado que son las asociaciones cercanas a la Guardia Civil las que “pase el tiempo que pase” seguirán recordando a los que han sido “héroes de nuestra democracia; a los que han dado lo más preciado que tenemos, la vida, para defender los valores de la libertad, de la democracia y de nuestra constitución”.

La importancia de actos como este sirven para que “recordemos a los terroristas lo que son: asesinos”, ha manifestado el alcalde de Zaragoza, quien ha recordado a quienes “les apoyan desde las instituciones que los que estamos del lado de la democracia, de la defensa, de los valores, de la paz y de la concordia, no vamos a olvidarnos ni vamos a cejar en el empeño de que haya un relato acorde con la verdad”.

Azcón se ha centrado en la importancia de contar a la sociedad zaragozana, especialmente a los más jóvenes, lo que sucedió para que conozcan “la historia verdadera: quiénes entregaron su vida y quiénes fueron los asesinos” que aquel 11 de diciembre de 1987 arrebataron la vida de once personas, seis de ellas niños, que estaban en la Casa Cuartel de la Guardia Civil.

Finalmente, Azcón ha dado las gracias en nombre de todas esas personas de Zaragoza que “vamos a seguir manteniendo esa memoria” y de aquellos que “nos sentimos orgullosos de que en nuestra ciudad haya asociaciones como la vuestra, que cada año honre y recuerde lo que pasó”. Por último, ha puesto en valor la labora de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, así como de todo el sistema democrático.

Print Friendly, PDF & Email