La Policía Nacional detiene a 24 integrantes de los Dominican Don’t Play en Zaragoza

Captaban a menores de entre catorce y 17 años para delinquir

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza a 24 integrantes de los Dominican Don’t Play, ocho de ellos menores de edad. Los miembros de la banda mayores de edad captaban a jóvenes, de entre 14 y 17 años, para delinquir y vender drogas para financiar la organización. A los nuevos integrantes se les imponía la realización de determinadas pruebas y se les introducía en las riñas y peleas contra miembros de bandas rivales.

En noviembre del año 2014 se procedió a la detención de 15 miembros de la mencionada banda latina por su pertenencia a una organización criminal, siendo condenados varios de los detenidos en 2018 como autores de un delito de asociación ilícita. Estas detenciones conllevaron en su momento, el descabezamiento temporal de la organización.

A pesar del importante golpe que supuso para la banda la operación del año 2014, no llegó a desaparecer. Los agentes detectaron una progresiva reactivación de la misma, protagonizada por miembros que se quedaron en segunda fila y por nuevas incorporaciones.

En septiembre del año 2020, gracias a esta labor de investigación llevada a cabo, los agentes lograron identificar a los cabecillas y a la mayor parte de los miembros activos de esta organización delictiva.

La primera fase de la operación se produjo dos de marzo del presente año cuando se desarrolló un dispositivo policial en cuatro domicilios de la capital aragonesa, donde se detuvo a 15 personas y una más, que ya se encontraba en prisión cumpliendo condena, fue imputada por pertenencia a grupo criminal.

Además, se realizaron cuatro registros, en los que los agentes se incautaron de 1500 euros en efectivo, 50 pastillas de éxtasis, 33 gramos de marihuana, doce gramos de cocaína, 96 gramos de hachís, diversos efectos para el tráfico de drogas, tres proyectiles de nueve milímetros y un machete de grandes dimensiones.

Captaban a menores para delinquir

Varios de los miembros de la banda, mayores de edad, captaban a jóvenes de entre catorce y 17 años. A éstos les encomendaban la comisión de ilícitos penales contra el patrimonio y la realización de las transacciones de droga, para financiar la organización. Además se les imponía la realización de determinadas pruebas y los introducían en las riñas y peleas contra miembros de bandas rivales.

Por ello, el pasado día cinco de mayo se dio inicio a la segunda fase de la operación, donde se detuvo a ocho menores de edad como presuntos responsables de pertenencia a esta organización criminal, remitiendo el atestado policial a Fiscalía de Menores. Dos de los arrestados ya se encontraban internos en el centro de menores de Zaragoza por delitos cometidos con anterioridad.

Aunque la operación se da por concluida, se mantiene la vigilancia policial y posteriores investigaciones tendentes a erradicar las bandas latinas en nuestra sociedad

Print Friendly, PDF & Email