Huelga indefinida de los trabajadores de Adient en Calatorao contra el traslado a Alagón y Pedrola

El Comité de Empresa no va a esperar al 14 de junio, fecha en la que comenzarían las negociaciones con los trabajadores, para “pelear por revertir la situación”

La multinacional irlandesa Adient ha anunciado a sus trabajadores el cierre de la planta de Calatorao para trasladar la producción a las instalaciones que ya tienen en Alagón y Pedrola. La empresa achaca esta medida a su objetivo de “reducir costes” y “optimizar estructuras y procesos”, pero esta idea no ha gustado nada a la plantilla, de más de 150 personas, que ha convocado una huelga indefinida a partir del 30 de mayo.

En concreto, según han explicado desde CCOO, la compañía pretende trasladar el centro de trabajo de Calatorao a Alagón, donde ya tienen 800 empleados, y Pedrola, en una nave alquilada y sin uso que se mantiene como almacén, y que pasaría a ser utilizado como centro de fabricación. Una decisión que supondría un duro golpe para la comarca, que confía en Adient, auxiliar de la automoción, para mantener la industria en el territorio.

“La maniobra hasta podría entenderse si no viniera precedida de una negociación fallida de unificar el convenio colectivo del centro de Alagón, en Calatorao, rechazado el pasado marzo. Parece más una vendetta que un plan de futuro. La empresa asegura la reubicación del personal de mano de obra directa, pero no así el de mano de obra indirecta y oficinas”, han expuesto desde el sindicato.

Por este motivo, el Comité de Empresa no va a esperar al 14 de junio, fecha en la que comenzarían las negociaciones con los trabajadores, para “pelear por revertir la situación”. “No son solo las consecuencias laborales que se derivarán de la decisión, sino lo que supone para el entorno de la comarca en términos de desindustrialización y riesgo de despoblación”, afirman desde CCOO.

Igualmente, los representantes de los trabajadores han criticado las “malas artes” y “mala fe” de la Dirección de la empresa en la negociación, levantándose de la reunión de constitución por un “engaño de fechas”.

Print Friendly, PDF & Email