El 40% de los españoles modificó sus hábitos de alimentación con la pandemia

La encuesta pone de manifiesto que un 42% desayuna de pie, viendo la televisión o consultando el móvil o el ordenador,

El 40% de los españoles ha modificado sus hábitos de alimentación desde que comenzó la pandemia de Covid-19, mientras que el 30% ha confirmado haber incrementado su peso. Así lo ponen de manifiesto los resultados de la encuesta “Actitud y Adherencia a la dieta y estilo de vida mediterráneo” realizada por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad).

Con motivo de la celebración del Día Nacional de la Nutrición, la Fesnad presentó los resultados de su encuesta realizada a casi 1.500 personas mayores de 18 años durante los meses de abril y mayo de este año.

En este sentido, los resultados dejan de manifiesto que tan solo el 30% de la población consideró su adhesión a la dieta mediterránea como muy buena. Además, el 40% de los encuestados consideró haber modificado sus hábitos de alimentación y el 34% de los encuestados afirmó haber incrementado su peso desde que comenzó la pandemia.

Desayunar de pie

En relación a la forma de comer, la encuesta puso de manifiesto que un 42% de los encuestados afirmó que desayuna de pie o viendo la televisión o consultando el móvil o el ordenador, hecho que hace que no se le preste la atención adecuada a esta comida.

En cuanto a las habilidades culinarias, el 19% de los encuestados aseguró haber aprendido a cocinar durante la pandemia, el 59% afirmó no haber aprendido y el 22% que se defiende mejor.

Cuando se hablaba de adhesión a la dieta mediterránea, la encuesta arrojó un aumento de consumo de frutos secos, aceitunas, hortalizas y verduras después de la etapa más dura de la pandemia. También se observó una mayor ingesta de agua, elección de productos integrales o de granos enteros o la limitación de azúcar en las bebidas.

En lo que respecta al ejercicio diario, el 70% de los encuestados afirmó que realizan actividad física diaria, aunque tan solo el 22% practica más de dos horas a la semana de deportes de equipo.

Los beneficios de la dieta mediterránea

Ante estos resultados, la vicepresidenta de la Fesnad y coordinadora de la Unidad de Nutrición Pediátrica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, la doctora Rosaura Leis, destaca que “la dieta mediterránea es un estilo de vida, con efectos positivos para la salud a lo largo de todo el ciclo vital. La adherencia a ella en la mujer gestante, durante la lactancia y a lo largo de la niñez y adolescencia va a condicionar un menor riesgo de enfermedad a corto, medio y largo plazo, incrementando la calidad y esperanza de vida en la edad adulta. Y no sólo es un concepto, sino una realidad cultural, social, territorial y medioambiental que hemos heredado a través de las generaciones y que tenemos la obligación de transmitir”.

Además, los expertos remarcan que la dieta mediterránea, en tiempos de pandemia en los que debemos fortalecer nuestro sistema inmunitario, disminuir la inflamación y los factores de riesgo como la obesidad y otras enfermedades degenerativas del adulto es la mejor herramienta individual y colectiva para tener unos estilos de vida saludables.

Print Friendly, PDF & Email