Jaca y la zona de salud de Sádaba salen del confinamiento y pasan a nivel 3

El municipio de Jaca llevaba confinado casi un mes

La ciudad de Jaca y la zona de salud de Sádaba vuelven a abrir sus puertas tras permanecer más de un mes cerradas perimetralmente. Así lo ha anunciado el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, que ha confirmado que ambos territorios entran así en un nivel de alerta sanitaria de nivel 3, el mismo que tienen en la actualidad las provincias de Huesca y Zaragoza a excepción de las zonas que permanecen con más restricciones (Alagón, Gallur y Ejea de los Caballeros).

Jaca presenta una incidencia actualmente de 60,9 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días frente a los 663 que se alcanzaron a primeros de mayo y Sadaba ha descendido desde los 791 casos a 7 días que registraba también a comienzos de mes hasta los 91,3 actuales.

De este modo, se mantienen en nivel 3 agravado y confinadas perimetralmente las zonas básicas de salud de Gallur (187,6), Alagón (154) y Ejea (173), donde por ahora se mantienen las limitaciones a la movilidad y el nivel de alerta tres agravado. A pesar del mantenimiento de estas medidas, la tendencia en estas zonas también es positiva, una evolución que si se consolida en los próximos días permitiría flexibilizar las restricciones en estos territorios.

Aragón recupera la tendencia descendente de contagios 

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha valorado positivamente la evolución de los casos, no solo en las zonas afectadas por mayores restricciones sino en el conjunto de la Comunidad. Aquí, tras unos días en los que la tendencia positiva se había ralentizado e incluso estancado, Falo ha confirmado que la incidencia del virus ha comenzado de nuevo a descender de forma sostenida a lo largo de todo el territorio.

La provincia de Huesca es un claro ejemplo de esta tendencia, donde los buenos datos de las últimas semanas le han permitido salir de la zona de riesgo elevado según los criterios del Ministerio de Sanidad y situarse en una alerta naranja dentro del “semáforo” sanitario con el que mide la peligrosidad del virus. Una decisión que Falo ha reconocido compartir, abriendo la puerta a que la provincia pueda pasar a Fase 2, donde ya se encuentra Teruel, la próxima semana.

Print Friendly, PDF & Email