Detenido en Madrid un sicario colombiano que asesinó a más de 100 personas

Agentes de la Policía Nacional trasladando al sicario tras su detención. Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un sicario de Colombia al que se buscaba por su presunta implicación en más de 100 homicidios, entre ellos el de su suegra por supuestamente haberle quitado dinero.

Según ha informado este viernes la Policía, el arrestado, conocido con el alias de ‘Nene’, es considerado por Colombia como el cabecilla de la trama criminal denominada ‘La Cordillera’, con influencia en varios departamentos de este país y que cuenta con ramificaciones internacionales a lo largo de todo el mundo.

Contra este sicario, que se encontraba en España desde 2015, había dos reclamaciones judiciales internacionales por diversos delitos de asesinato y homicidios. En su captura en Madrid colaboraron las autoridades colombianas e Interpol.

Tras las alertas lanzadas por el país sudamericano, la Policía Nacional constató que familiares del prófugo se desplazaban con frecuencia a España en avión, por lo que se les empezó a someter a vigilancias.

15 años en los bajos fondos 

Esto permitió localizar en Madrid a la pareja afectiva del fugitivo, quien fue localizada junto a un niño, posible hijo del delincuente. Tras articularse un dispositivo de vigilancia, se observó que la mujer contactaba con el que parecía ser el fugitivo, que se encontraba a bordo de un vehículo. Fue entonces cuando se procedió, de forma inmediata, a su detención.

Al arrestado se le atribuye haber situado a su grupo criminal como una organización bélica, organizada y jerarquizada, así como de su expansión y consolidación en Europa. Además, articulaba actividades de narcotráfico a gran escala en Sudamérica, Panamá, Estados Unidos, México y Cabo Verde.

En su trayectoria criminal, con más de 15 años al margen de la ley, se le atribuye la autoría intelectual y material de más de 100 homicidios. Entre ellos el de su suegra en la ciudad colombiana de Pereira, como venganza por un posible hurto de dinero de la organización.

Su entrada en España se produjo en 2015, con la proyección de montar varias sucursales de la organización ‘La Cordillera’ en España, Bélgica y Francia. Al actuar el sicario como uno de los principales cabecillas de la organización criminal, con su detención se desestabiliza la línea de mando de esta y se genera un impacto significativo en sus finanzas.

Print Friendly, PDF & Email