Erika Sanz deja Podemos al considerar que la formación “ha abandonado el proyecto original”

Erika Sanz accedió a las Cortes como diputada en el año 2015

La diputada parlamentaria por el grupo Podemos, Erika Sanz, ha decidido renunciar a su escaño y abandonar la formación después de haber comprobado con tristeza que “ya no queda nada del proyecto original con el que nos identificábamos mucha gente hace tan solo siete años”. Considera que “son muchas más las renuncias programáticas y los silencios ante cuestiones inaceptables del gobierno de Lambán que asume Podemos dentro del Ejecutivo que las conquistas”. Por este motivo, cree que ahora no puede forzarse a sentir el compromiso personal que siempre ha estado de su lado desde su entrada en las Cortes en 2015.

El principal motivo que le ha conducido a comunicar su renuncia es el modelo económico adoptado por el Gobierno de Aragón. Un modelo “precario, extractivista y antiecologista” materializado en la instalación de macroproyectos de energías renovables en Teruel o el Pirineo, la continuidad de las obras “ilegales” del embalse de Mularroya o el “destrozo” del valle de Castanesa con la ampliación de la estación de Cerler.

Por otro lado, lamenta que Podemos haya desistido en su empeño de alzarse como un grupo parlamentario “con vocación transformadora y de defensa de lo público”, haciendo especial hincapié en la defensa de la educación pública y de calidad. La todavía diputada achaca que la DGA apuesta por la educación concertada, además de no revertir las privatizaciones en los servicios públicos, tales como la sanidad o los servicios sociales.

Asimismo, Sanz plantea la necesidad de fortalecer “un espacio político alternativo a las políticas antisociales y autoritarias que defienden los partidos del régimen del 78 con el apoyo de Europa y las contraprestaciones antisociales que está pidiendo a cambio para poder recibir ayudas”. Y confía en reconstruir un espacio político “que no excluya a nadie, que quiera empujar un modelo transformador, democrático, plural y pluralista”.

En última instancia, ha querido agradecer a la militancia de Podemos Aragón por todo su “apoyo e impulso” durante estos años porque, a su juicio, “los grandes cambios a los que aspiramos, y a los que no vamos a renunciar, se empujan desde las calles”.

Reacciones de Maru Díaz 

Las reacciones desde el seno de la formación, con Maru Díaz como coordinadora general, no se han hecho esperar. “Nos ha pillado por sorpresa. Ninguno conocíamos que Erika Sanz fuera a tomar esta decisión”, ha matizado. La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento ha querido aclarar que las declaraciones de la diputada “no corresponden con la línea política del partido”, sino que se basan en una opinión personal. “Las propuestas tomadas en Podemos las decide la militancia, los inscritos”, ha recordado Díaz. De todos modos, la coordinadora ha añadido que los comentarios que venía exponiendo Sanz en los últimos meses “la situaban fuera del partido”, por lo que ha hecho “un ejercicio de coherencia”.

Maru Díaz no comprende los argumentos aportados por Sanz, ya que todas las decisiones que se toman en el cuatripartito “estaban recogidas dentro del acuerdo de Gobierno, en el que quedaron recalcadas todas nuestras intenciones, votado a favor por el 83% de los militantes de Podemos”. Además, ha insistido en la idea de que en política se hace lo que las bases mandan, así que “no puede ser que cuando las decisiones no te gustan intentes romper el juguete”.

En este sentido, tampoco comparte la cuestión de que Podemos simplemente se dedique a “aceptar y acatar” lo que el Ejecutivo autonómico ordena, ni mucho menos que ejerza de “muleta para el PSOE y el PAR”. “Hemos discutido mucho en el seno del cuatripartito, discusiones en las que se sientan diputados y miembros del Consejo Ciudadano. Incluso Erika ha estado allí en ciertas ocasiones”, ha manifestado.

En última instancia, Díaz ha concluido apuntando que “marcharse no es la fórmula”. “Si Erika consideraba que íbamos perdiendo la batalla, que hubiera redoblado esfuerzos”, ha puntualizado. Como el anuncio de Sanz ha pillado “de improvisto”, Podemos convocará próximamente el Consejo Coordinador para elegir sustituto. La principal candidata para el relevo es Marta de Santos, siguiente en la lista.

Print Friendly, PDF & Email