El Aguallueve de Anento, la joya de uno de los pueblos más bonitos de España

El Aguallueve es el principal atractivo turístico de Anento

Anento ha sufrido en los últimos meses toda una eclosión turística. Tiene 87 habitantes censados pero tan solo viven allí 35. Una población que los fines de semana se multiplica llegando a albergar a más de 3.000 personas un sábado cualquiera. El “culpable”: el Aguallueve. Es el principal atractivo turístico de uno de los pueblos más bonitos de España que anima a disfrutar de la singular belleza del pueblo y su entorno. Eso sí, con previsión y respetando a los habitantes de esta preciosa localidad.

Esta ruta se localiza en Anento, uno de los pueblos con más personalidad de la comarca Campo de Daroca y considerado de los más bonitos de España desde 2015. Se ubica al pie del escarpado reborde del Campo de Romanos y el Aguallueve es, sin duda, uno de sus mayores atractivos naturales. Se trata de una balsa o pequeño embalse que recoge las aguas de los manantiales o “aguallueves”. Estos manantiales han originado un espectacular relieve kárstico que, con el paso del tiempo, ha creado un pequeño microclima, espacio colonizado por juncos, helechos y mentas.

El recorrido por la zona está muy bien señalizado

La responsable de la oficina de Turismo de Anento, Rosa Mª Fernández, anima a todo el mundo a visitar este paraje pero, eso sí, “que sean conscientes que vienen a un pueblo muy pequeño que no está preparado para acoger a tanta gente”. “Hay que respetar el entorno y la vida rural”, ha afirmado, recordando que están “deseando que venga la gente”. “Ha sido un año muy complicado para todos y la gente se ha concentrado en municipios tan pequeños como el nuestro; por eso es tan importante venir con previsión”, señala.

Para prolongar un poco más la ruta se propone ascender primero al castillo desde el que se divisan unas panorámicas espectaculares. El punto de inicio de la ruta es la plaza del Pilón, donde se encuentra la oficina de turismo. Desde la plaza se comienza por la calle que bordea el área recreativa por la izquierda para pasar, a continuación, por la Iglesia de San Blas, en cuyo interior se encuentra un retablo gótico, una obra única por su buen estado de conservación.

Las vistas desde el Castillo son espectaculares

Continuando por el callejón del Pozo y la ermita de Santa Bárbara se tomará la senda que conduce al castillo, en lo alto de un pequeño escarpe, cuya ubicación estratégica proporciona magníficas vistas del municipio y su encajado valle. En el entorno rodeado de un frondoso pinar se han habilitado mesas, bancos y barbacoas que permiten hacer una breve parada. De nuevo en el camino entre el pinar y la ruta desciende hasta retomar el camino que procede de la localidad y se dirige directamente a la balsa o pequeño embalse que recoge las aguas de los manantiales o “aguallueves”.

Desde el Aguallueve se dejará el sendero de la derecha, que rodeando la balsa retornaría directamente por la otra margen de la rambla hacia el punto de inicio. Así que se tomará el de la izquierda siguiendo en ascenso, facilitado por un tramo de escaleras, que en unos metros nos hará llegar a la plataforma cimera donde se emplazan los restos de un antiguo torreón y desde donde se tienen magníficas vistas de la extensa llanura cultivada y del paisaje característico de barrancos y ramblas de la comarca. A continuación, un visible camino en zigzag y en descenso conduce de nuevo entre barranqueras y más tarde una zona de huertos hasta Anento.

Anento está considerado uno de los pueblos más bonitos de España desde 2015

En todo momento el recorrido está señalizado. Dirigido a un público familiar y adulto, la ruta no se alargará durante más de una hora de este recorrido circular que tiene una distancia horizontal de 2,8 km, con un desnivel de subida y bajada de 160 metros. Debe tenerse en cuenta que el aparcamiento del municipio está regulado (la tasa es de dos euros que se abonan en el expendedor de tickets junto a la oficina de turismo, tras lo que se recibirá una ficha que se deberá depositar junto a la barrera del parking al salir).

Esta excursión se puede alargar llegando hasta el Barranco del Arguilay (zona de merendero y refugio). Además, hay otra alternativa para retornar a Anento desde el Aguallueve, sin ascender a la plataforma donde se ubica el torreón. Se trata de una de las trece rutas senderistas que transcurren por diferentes puntos de interés, dirigidos tanto a adultos como a familias con niños de todas las edades promocionadas por la Diputación Provincial de Zaragoza. Están recogidas en unos folletos editados recientemente por la Diputación de Zaragoza, que se pueden descargar en la web de la Federación Aragonesa de Montañismo.

El recorrido es ideal para hacerlo con niños
Print Friendly, PDF & Email