Zapater confirma que seguirá otra temporada más: “El Real Zaragoza es mi vida”

Zapater ejerce de capitán nuevamente. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

El amor que une al Real Zaragoza y a Alberto Zapater seguirá proclamándose en el terreno de juego una campaña más. El capitán zaragocista ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa donde ha confirmado que su idea es continuar una temporada más en el conjunto blanquillo. “Podría estar en mi casa después de los problemas de espalda o de rodilla, pero sigo jugando porque el Real Zaragoza es mi vida”, aseveraba el líder de la plantilla.

Lo cierto es que toma la decisión después de haber pasado una temporada “con días de dormir muy poco”. El descenso rondaba por la cabeza de Zapa, que a esta circunstancia se le añadía un problema familiar que le tuvo permanentemente en el hospital. A pesar de que este duro golpe le sirvió para relativizar el fútbol, también veía la importancia del club en todos los ámbitos. “Iba al hospital y seguían hablándome de fútbol, te das cuenta de lo que significa el Zaragoza. Ha sido un año muy duro”, aseguraba.

Desde le primer día se torcieron las cosas, y con el tercer cambio de entrenador, a los maños se les puso cara de descenso a Segunda B. Tanto cambio, unido a la carencia de puntos, parecía “la crónica de una muerte anunciada”. Tocaron fondo, vieron como caían a la última posición a más de un partido de la salvación y llegó JIM. Su cambio de mentalidad fue “clave” para lograr la permanencia final.

La llegada del nuevo míster supuso “un soplo de aire fresco”. Vino al club “como si no hubiera pasado nada, con mucha ilusión”. Eso lo transmitió “y no hay ninguna duda de que gracias a él, esto ha podido salir adelante”. “El cariño y el respeto de todo el zaragocismo se lo ha ganado para siempre”, sostenía el capitán.

Ahora, las ilusiones vuelven a rondar la cabeza del de Ejea. Tiene ilusión por entrenar, ganar, competir, ver la camiseta del próximo año y que sus hijos sean conscientes del esfuerzo y el sacrificio de su padre. Ha sido un alivio obtener la salvación, pero Zapa quiere más. Volver a jugar con La Romareda llena o, incluso, convertirse en el tercer jugador con más partidos de la historia del Zaragoza. Se considera “un privilegiado” por poder elegir seguir en el equipo de sus amores.

Por otra parte, ha querido dejar claro que está “a disposición del club”, y para estará “para lo que sea necesario”. A título personal ha podido disfrutar del fin de la temporada porque ha sido importante, y uno lo que quiere es “jugar y ayudar” en los momentos importantes. Únicamente piensa en el partido ante el Leganés y, después, cuidarse para luchar por un puesto desde el primer día de pretemporada.

Sabe que si juega ahora es porque no arroja la toalla. “Veo una pared y quiero pasarlo, por eso sigo jugando a fútbol”, aseveraba. La próxima campaña debe ser, como mínimo, más tranquila que la anterior. E incluso, con un Real Zaragoza apuntalado y con capacidad de competir para lograr el sueño del ascenso a Primera.

Print Friendly, PDF & Email