Vecinos de la calle Dato tras la muerte del joven: “Con tanta pelea era normal que pasara esto”

Los vecinos se han concentrado esta tarde en la calle Eduardo Dato

“Con tanta pelea era normal que pasara algo de esto”. Así ha calificado un vecino el último incidente en la calle Eduardo Dato en la que murió un joven de 19 años en la puerta de la discoteca Deja Vú tras una pelea con un amigo de su ex pareja. Los vecinos creen que la situación es “nefasta” y llegan a pedir a las autoridades que cierren estos bares de copas por conflictivos.

Los vecinos están ya hartos de la peligrosidad que, según ellos, estas discotecas están produciendo en esta calle “día sí y día también”. Unos conflictos que defienden que “están aumentando” y por los que cada vez “tienen más miedo”.

“La situación es muy desagradable. Hay suciedad y vasos rotos, a veces me he asomado por la ventana y he visto como alguna persona ha empezado a reventar retrovisores”, ha continuado uno de los vecinos de la calle Dato. Otro hombre que reside unas calles más allá ha comentado la “dificultad que tienen para entrar en sus portales, en la que siempre tienen que apartar a alguien”. También, el mismo varón, se ha quejado de que la gente incluso se cuela en los portales para drogarse e incluso mantener relaciones sexuales.

Entre las propuestas que han solicitado está la presencia permanente de agentes de la Policía Local en estas calles e incluso que el Ayuntamiento cierre estas discotecas por su “conflictividad”.

Print Friendly, PDF & Email