Sanidad adapta las prestaciones del Hospital San Juan de Dios a la pandemia

La adenda suscrita este martes tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022

El Hospital San Juan de Dios de Zaragoza reforzará las prestaciones que realiza al sistema público de salud a través de una nueva adenda que se incluye en el convenio de vinculación que mantiene este centro sanitario con el Salud desde el año 2018. De este modo, se adaptan los recursos existentes a las necesidades actuales para dar la respuesta asistencial necesaria a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, modificando las prestaciones de asistencia con ingreso e incrementando el número de prestaciones de asistencia ambulatoria, que suponen un incremento de 300.000 euros en la remuneración anual que abona el Departamento de Sanidad al San Juan de Dios.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, que ha firmado este miércoles la adenda a este convenio junto con la gerente de este centro sanitario, Carmen Vicente, ha destacado la “extraordinaria colaboración” que se mantiene con el San Juan De Dios fundamentalmente en la atención de enfermos crónicos y convalecientes. “Con esta firma se avanza aún más en este trabajo compartido, adaptando el convenio a las necesidades que ha supuesto la Covid pero también incorporando servicios que hemos considerado prioritarios, como la mejora de la atención bucodental a los niños discapacitados”, ha destacado Repollés. «Este hospital siempre ha estado al servicio de las necesidades de la sanidad pública», ha indicado por su parte Vicente, quien ha destacado «la entrega» de los profesionales durante la pandemia.

La adenda suscrita este martes tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022, al igual que el convenio, y supone tener más flexibilidad en la capacidad de ingresar pacientes en régimen de hospitalización, para la que el Hospital San Juan de Dios destina 184 camas. Así, se incrementa la capacidad de derivación de pacientes para hospitalización de convalecencia y rehabilitación, que requieren estancias intermedias hasta su total restablecimiento.

Más sesiones de hemodiálisis 

Por otro lado, se incrementa la capacidad de derivar pacientes de hemodiálisis en casi un 40% respecto al año anterior, con 5.282 sesiones más (18.720 en total). Esto se debe al incremento de necesidades de atención a pacientes con diálisis como consecuencia de la pandemia, tanto por el incremento en la incidencia de la insuficiencia renal como por el descenso en los trasplantes renales en el año 2020.

La adenda de modificación incluye también el aumento de la cobertura de los equipos de soporte de atención domiciliaria (ESAD), de modo que el sector Zaragoza I tendrá ahora dos equipos (uno de mañana y otro de tarde); se refuerza el de Huesca, con la atención de tardes; y se crea un equipo cuya función será reforzar la atención a domicilio en horario de tarde de los sectores con mayor demanda, de forma presencial al menos dos tardes por semana. Asimismo, se implanta la atención telefónica e interconsulta virtual en horario de tarde en los sectores de Calatayud, Alcañiz, Huesca y Barbastro.

Se pone en marcha también un hospital de día de convalecencia geriátrico que atenderá a pacientes geriátricos que precisen una atención integral e interdisciplinar con horario de 9.00 a 13.00 horas. Se prevé poder atender a 90 usuarios anuales.

Además, en el área de atención bucodental se pone en marcha un quirófano para la atención de niños con discapacidad que requieran atención odontológica con sedación, evitando el desplazamiento de estos pacientes a Barcelona, como venía sucediendo hasta ahora. También se incorpora la atención integral a niños con problemas de fisuras palatinas.

La actividad anual estimada en el convenio es de 2.065 atenciones con ingreso anuales, 21.326 consultas de atención ambulatoria y 480 procesos en el marco de los servicios de atención bucodental.

Print Friendly, PDF & Email