La monografía “Pablo Gargallo. La Luz habitada” ahonda en la vida y personalidad del artista

Carlos Mas ha querido contextualizar la investigación formal del maellense en relación con las vanguardia coetáneas

El libro “Pablo Gargallo. La luz habitada” es una monografía escrita por el historiador e investigador Carlos Mas Arrondo que ahonda en el aspecto y personalidad del artista, en su producción artística y sus relaciones personales. Además, el libro analiza intensamente la pieza más reconocida de Gargallo, “Gran profeta”. Carlos Mas ha querido contextualizar la investigación formal del maellense en relación con las vanguardia coetáneas. La obra ha sido editada por la Universidad de Zaragoza en colaboración con el Ayuntamiento de la capital aragonesa.

La presentación del libro ha tenido lugar este lunes en el museo Pablo Gargallo y ha contado con la presencia de la vicealcaldesa y consejera de Cultura, Sara Fernández; la vicerrectora de la Universidad de Zaragoza, Yolanda Polo y, por supuesto, del autor Carlos Mas. “Agradecemos el estudio y la investigación que ha llevado a cabo Carlos Mas porque, al final, siempre hay facetas nuevas que conocer y descubrir del artista que, en palabras del autor, humanizó el hierro”, ha destacado Sara Fernández.

A través de una profunda documentación de investigación, el escritor acercará al lector a conocer más profundamente la trayectoria personal y profesional de Pablo Gargallo, un artista y creador excepcional; pionero tanto en la sustitución del macizo por el huevo como por la utilización del hierro en sus obras, las cuales se pueden contemplar en el museo de la ciudad que lleva su nombre. El libro, dividido en seis capítulos, está pensado no sólo para especialistas, sino también para aficionados al arte en general que puedan incrementar su interés y deleite por la vida y obra de Gargallo.

Mas se ha basado en seis principios para escribir esta obra, siendo el primero de ellos “la necesidad”, ya que “era perentorio, y urgente, realizar una monografía sobre el artista y su obra que organizase la dispersa información y se aventurase a dilucidar su postura difícil de clasificar entre la Tradición y la Vanguardia”, ha afirmado el autor. También ha sido importante para él la contextualización porque “había que relativizar y comparar para humanizar al artista y no convertirlo en un marciano, en un dios de la originalidad”.

Para Carlos Mas también es fundamental personalizar al artista, es decir, estudiar sus relaciones personales, seguirlas de cerca, especialmente aquellas que tenía con sus amigos. De ellos ha logrado socavar información novedosa acerca de Gargallo. Además, ha querido dotar su obra de sentido y significado. La veracidad ha sido otro aspecto clave para Mas, ya que “buscar la verdad a veces va en contra del mito”. Por último, el autor ha hablado de la reivindicación y ha dicho que “yo creo que Gargallo merece una reivindicación y por ello deberíamos hacer una plataforma” para que se le considere vanguardista.

Print Friendly, PDF & Email