El Real Zaragoza desperdicia su ventaja inicial y cae ante el Mallorca en Son Moix (2-1)

Dani Rodríguez y Lago Junior remontaron el penalti transformado por Zanimacchia

El Real Zaragoza desperdició su ventaja inicial tras un penalti convertido por Zanimacchia y sucumbió a domicilio ante el Mallorca (2-1) en un encuentro sin mucha trascendencia, ya que ambos equipos llegaban a la jornada 41 con sus respectivos objetivos cumplidos. Mientras que los maños aseguraron su permanencia un año más en Segunda División tras vencer al Castellón, el cuadro bermellón certificó su ascenso a Primera después del triunfo cosechado en Tenerife. No obstante, los baleares todavía estaban en la pelea por conseguir la primera plaza, propiedad del Espanyol.

JIM decidió introducir ciertas modificaciones respecto al último compromiso liguero. La meta estaba defendida por Álvaro Ratón –cuarta titularidad en lo que va de temporada-, secundado por una defensa de cuatro conformada por Nieto y Vigaray en los laterales, y Francés y Jair como pareja de centrales. Sanabria, Zapater y Francho copaban el centro del campo, acompañados de Chavarría y Zanimacchia en los costados. El “Toro” Fernández ejercía de único punta. En el Mallorca sobresalían nombres como el veterano Salva Sevilla, además de Dani Rodríguez, Amath Ndiaye o Abdón Prats.

Buen ritmo en los compases iniciales, con alternancia de posesiones entre ambos conjuntos. El Real Zaragoza estaba cómodo y recuperaba el esférico con relativa facilidad, intentando generar profundidad por banda derecha. No obstante, el equipo local se desperezó y la primera ocasión clara la protagonizó Antonio Sánchez, después de enganchar un buen centro lateral a bote pronto que se marchó rozando el palo. Cerca del minuto 20, el “Toro” respondió con una notable internada en el área. Desbordó a Valjent y la intentó picar por encima de Parera, que cubrió bien para mandar a saque de esquina.

Acto seguido, un nuevo córner botado por Zapater encontró la cabeza de Francés, cuyo remate se topó con el puño de Dani Rodríguez, con el brazo claramente extendido. La jugada continuó, pero Gálvez Rascón recibió enseguida comunicación desde la sala VOR para revisar la jugada. Poco tiempo necesitó el colegiado, que no dudó ni un instante y señaló el punto fatídico. Zanimacchia asumió la responsabilidad, como ya hiciera ante Las Palmas, y ejecutó por la misma zona, en lo que parecía una réplica de su gol ante los canarios. El encuentro se ponía de cara para los zaragozanos desde bien temprano.

Hasta el descanso, nada más reseñable. Tan solo algún libre directo botado por Zapater que buscaba siempre a Francés, con mucha presencia en el balón parado y férreo en defensa durante todo el primer acto. Los aragoneses no se vieron inquietados por el Mallorca, que no encontraba la forma de abrir espacios para poder llegar a la meta de Ratón.

Segunda mitad

La segunda parte arrancó sin cambios en ninguno de los dos equipos. El cuadro mallorquín salió con una marcha más dispuesto a igualar el electrónico y dispuso de dos tiros consecutivos por medio de Joan Sastre que se marcharon muy por encima de la portería zaragocista. Luis García Plaza introdujo un triple cambio en el 60 con el objetivo de refrescar a sus pupilos, mejor asentados ahora que los blanquillos. Zapater volvió a conectar otra vez con Francés en un córner, pero el canterano no logró enganchar el esférico con eficacia.

En el 67, una serie de rebotes que la zaga visitante no acertó a despejar terminó en los pies de Dani Rodríguez, que engatilló desde la frontal para que el esférico entrara pegado al palo. El Mallorca, fruto de su insistencia y mayor dominio, empató así la contienda. JIM decidió mover piezas y dio entrada a Bermejo, Azón y Narváez. Todavía restaban 20 minutos para la conclusión.

A falta de diez, Larra saltó al césped en detrimento del italiano Zanimacchia, muy activo a lo largo de la tarde. Francés hizo lo propio para el debut liguero de otro cantero, el joven central Javi Hernández. En el 88, los bermellones desataron la euforia entre sus aficionados culminando la remontada. Lago Junior impuso su calidad sorteando con facilidad a Vigaray y coló su disparo por la escuadra ante un Ratón que solo pudo ver cómo el balón besaba las mallas.

En términos generales, el Real Zaragoza controló sin apuros la primera mitad, pero se vio superado en el segundo acto por un Mallorca que demostró los motivos que han propiciado su vuelta a la máxima categoría después de un año en Segunda. Dani Rodríguez y Lago Junior, dos de los grandes puntales de los baleares, le dieron la vuelta al marcador con dos acciones individuales que decantaron la balanza del lado rojillo. El Real Zaragoza, que ha sufrido su decimotercera derrota fuera de su feudo, finalizará la temporada recibiendo al Leganés en La Romareda. El cuadro pepinero, en función de los resultados de este lunes, necesitará la victoria para asegurar su presencia en el playoff de ascenso.

Print Friendly, PDF & Email