La presión hospitalaria no cede en Aragón rondando los 60 pacientes Covid en las UCI

Se ha quintuplicado la cifra de una semana atrás (513 más)

La situación que presentan las UCI de los hospitales aragoneses parece haberse estabilizado respecto a dos semanas atrás con alrededor de 60 camas ocupadas por pacientes Covid. No obstante, esta cifra todavía denota una alta presión hospitalaria que continúa suscitando preocupación en el Departamento de Sanidad. Según los datos ofrecidos por el portal de Transparencia del Gobierno de Aragón, en la última jornada se registraron 59 camas ocupadas por casos de coronavirus, pero las cifras del resto de la semana ha estado siempre por encima de la barrera de los 60.

Inquietan especialmente los altos índices en la capital aragonesa. Tanto el hospital Clínico Universitario Lozano Blesa como el Miguel Servet, con 20 camas UCI ocupadas a causa de la Covid en cada uno de ellos a fecha 20 de mayo, se sitúan como los dos centros hospitalarios más colapsados de todo el territorio. De hecho, el director médico del Clínico, Joaquín Costán, afirmó recientemente que se podría plantear la reducción de operaciones si este colapso no aminoraba. Además, el San Jorge de Huesca (tres), el hospital de Barbastro (tres) y el Obispo Polanco de Teruel (dos) también han ingresado pacientes en sus respectivas Unidades de Cuidados Intensivos.

De todos modos, el descenso de las cifras es notorio en comparación con el pasado 7 de mayo, cuando se registraron 74 UCI por casos Covid. Atendiendo a este dato concreto, se ha informado de 15 camas menos a día de hoy, por lo que la disminución de las ocupaciones en las dos últimas semanas es bastante reseñable.

Por el momento, ni la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ni el gerente del Salud, José María Arnal, se plantean aumentar el número de camas, considerando que todavía pueden manejarse con los dispositivos actuales. Como ya han reconocido en diferentes ocasiones, la presión hospitalaria siempre genera “preocupación e inquietud”. Si lo creyeran necesario porque la situación así lo demandara, no dudarían en incorporar más camas para poder atender a los pacientes.

Confianza en las restricciones y las vacunas 

Tal y como apuntó este viernes Repollés, el descenso y posterior estabilización de los contagios entre finales del mes de abril y mediados de mayo ha sido fruto de las medidas restrictivas impuestas por comarcas y áreas de salud, habiendo introducido diferentes modulaciones en función de la incidencia en cada zona. Asimismo, el buen ritmo en la vacunación, con más de 740.000 dosis administradas, ha posibilitado también que más de 250.000 personas hayan recibido ya la pauta completa. Por lo tanto, el 22,05% de la población aragonesa mayor de 18 años se encuentra totalmente vacunada.

Print Friendly, PDF & Email