Se colaba en hospitales y robaba en las taquillas de los pacientes mientras eran operados

Detención del joven de 29 años

Agentes pertenecientes al Grupo de Hurtos de la Brigada Regional de Policía Judicial han detenido a C.F.N., de 29 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza, cuatro delitos de hurto y tres delitos leves de estafa, si bien no se descarta su participación en más hechos que aún están siendo investigados. El joven cometía los robos cuando los pacientes estaban siendo operados, colándose en las habitaciones y sustrayendo sus efectos en las taquillas. No solo robó en hospitales, también en un colegio, un local para celebraciones familiares y en una cafetería. El supuesto ladrón llegó a acumular un botín valorado en 2.600 euros.

La detención se produjo a las 8.30 horas, cuando una dotación de la Policía Nacional se personó en el hotel donde este joven se hospedaba y en el que fue localizado justo en el momento en el que lo abandonaba.

La investigación comenzó a finales del mes de abril, cuando el grupo de Hurtos tuvo conocimiento del robo de varios efectos en la zona de vestuarios de un centro hospitalario de la ciudad. Apenas dos semanas después, se recibía otra denuncia de una persona, la cual había sufrido el robo de varios de sus efectos que había guardado en una taquilla del mismo hospital mientras era intervenido quirúrgicamente.

A estos dos hechos ocurridos en el mismo centro sanitario, se suman las denuncias de otras tres personas, las cuales pudieron aportar características del autor ya que se habían encontrado con éste en los lugares donde se produjeron los delitos.

El primero de ellos el día 8 de mayo, cuando fue sorprendido en el interior de un local dedicado a celebraciones familiares y donde sustrajo un reloj antes de ser localizado.

Cuatro días después, una empleada de un colegio sorprendió al joven cuando salía de su despacho, percatándose poco después de la ausencia de su cartera. Por último el pasado 15 de mayo, el mismo autor accedió a una cafetería y tras solicitar ir al servicio, sustrajo de la propietaria un bolso con más de 800 euros en su interior.

Por todo lo anterior, se le imputan los delitos de hurto, también de robo con fuerza, por el forzamiento de una taquilla y tres de estafa, ya que entre las pertenencias sustraídas había tarjetas de crédito que llegó a utilizar.

Print Friendly, PDF & Email