El Real Zaragoza se da un homenaje ante el Castellón para celebrar la permanencia (3-0)

El conjunto maño ya se ha asegurado la permanencia. Foto: Real Zaragoza

Vuelve a sonreír la ciudad de Zaragoza en la noche del 20 de mayo. El conjunto blanquillo logra la permanencia de forma matemática, y la hinchada vuelve a respirar. La cantera dejó su sello en todos los goles de la victoria por 3-0 al Castellón: Francho y Azón hicieron los dos primeros, y el propio delantero zaragozano provocó el penalti del tercero, que convirtió Tejero. Ahora sí, con los 50 puntos, la salvación es matemática.

Juan Ignacio Martínez apostaba por la solidez en la zona de atrás con Cristian en portería y una línea de cuatro compuesta por Tejero, Peybernes, Francés y Nieto. Eguaras y Zapater se ubicaban en el doble pivote, con Bermejo y Francho como interiores. Arriba, Iván Azón y Juanjo Narváez. En el Castellón había figuras conocidas por el zaragocismo, como Jamelli y Whalley, y nombres muy sonados como Gus Ledes o Bodiger.

En los primeros minutos era el Castellón el que llevaba la iniciativa. Sin embargo, la alegría llegaba primero para los maños. Una combinación entre Francho y Narváez terminaba con un pase del colombiano al canterano en la frontal del área que este remataba con un disparo que se colaba por toda la escuadra. 1-0 en el minuto 14 de juego.

Lograba desplegar su juego a partir del gol el conjunto blanquillo, con Eguaras repartiendo balones y una banda derecha que generaba peligro serio. Un centro de Tejero a Iván Azón, varias recuperaciones y pases entre líneas suponían un quebradero de cabeza para los visitantes. Dominaba el Real Zaragoza el juego, pero debía afinar en ataque para encarrilar el partido.

Un disparo de Bermejo cerraba la primera parte de un conjunto maño que controlaba el partido. El único peligro podía llegar a balón parado con centros de Rubén Díez y Gus Ledes. Con este resultado, la escuadra zaragocista dejaba sentenciaba su permanencia en la categoría de plata, pero debía conservarlo o ampliarlo 45 minutos más.

Segunda parte para consumar

Apenas había pasado un minuto de la segunda parte cuando la sonrisa se volvía a dibujar en el zaragocismo. Centro perfecto de Zapater para que Azón rematase de cabeza y pusiese el balón en el fondo de las mallas. La salvación se acercaba para un Real Zaragoza alegre. El 2-0 era un alivio para el conjunto de JIM, que manejaba el encuentro a la perfección.

Y en el 63, Iván Azón se llevaba el cuero a la perfección ante Rafa Gálvez, que se internaba en el área, recortaba al defensa y caía. La jugada era dudosa, pero el VAR iba a aparecer para echar una mano a los maños. Se revisaba la jugada, se decretaba el correspondiente penalti, y Tejero ponía el tercero desde los once metros. Ahora sí, el Real Zaragoza podía decir que se había salvado.

Mucha paz se respiraba en el entorno zaragocista, que había logrado salvar la categoría. La agonía había llegado a su fin y ya se podían sentar las bases para la próxima temporada. Habrá que hacerlo, pero de momento, toca respirar hondo y celebrar que el Real Zaragoza ha alcanzado los 50 puntos.

Print Friendly, PDF & Email