El complemento aragonés al Ingreso Mínimo Vital será de 522 euros

La ley pretenderá así convertirse en la última red para aquellas personas en riesgo de exclusión social

El complemento en Aragón al Ingreso Mínimo Vital aprobado por el Gobierno de España será de 522 euros. Es el principal punto de la nueva ley que regulará la prestación complementaria y que este jueves ha visto la luz en las Cortes tras una ponencia en la que todos los grupos del arco parlamentario han llegado a un acuerdo para el nuevo texto.

La ley pretenderá así convertirse en la última red para aquellas personas en riesgo de exclusión social, sin ingresos y que no han podido acceder todavía al Ingreso Mínimo Vital estatal. En total, hasta 5.000 familias aragonesas que podrían quedarse sin ningún ingreso tras la eliminación del Ingreso Aragonés de Inserción y que podrán así beneficiarse de esta renta.

En total, la ley contará con 18 artículos tras más de 140 enmiendas registradas al texto original planteado por el Gobierno de Aragón hace ahora un año. A todos los grupos políticos ha querido agradecer su “talante y voluntad” la coordinadora de la comisión encargada de elaborar el texto final, Pilimar Zamora. “Concluir el dictamen para poder aprobar aquí la ley fue el compromiso que adquirimos y lo hemos cumplido”, se ha felicitado la diputada socialista ante el Pleno.

Prueba de este diálogo y consenso que Zamora ha querido poner en valor es el hecho de que más del 80% de las enmiendas presentadas por cada una de las fuerzas políticas ha acabado sumándose de alguna forma al texto inicial. Además, más de la mitad de estas propuestas ha contado con el apoyo unánime de los ocho grupos parlamentarios, y el resto no ha tenido a ninguno de ellos en contra.

Quejas de la oposición y CHA al IMV

Más allá de la aprobación de este decreto ley, el debate parlamentario del texto ha servido para que PP, Ciudadanos y Vox compartieran críticas hacia la creación y gestión del Ingreso Mínimo Vital. Desde la bancada popular, María Ángeles Orós ha colocado el complemento aragonés como la solución al “pecado original” del Gobierno de Sánchez y su mala gestión del IMV.

Una opinión que ha compartido la diputada de Ciudadanos Loreto Camañes. Para ella, el IMV es una herramienta “muy necesaria”. “Bien regulado podrá suponer uno de los mayores avances sociales, pero en estos momentos, cuando más se está necesitando, sigue teniendo serias limitaciones”, ha lamentado.

Desde Vox, el diputado David Arranz ha tachado incluso de “irresponsabilidad” la forma en la que el Gobierno de España ha gestionado esta ayuda. “Nos quisieron vender y publicitar el IMV cuando no tenían preparada su gestión. Simple propaganda.”, ha calificado.

Uno de los partidos que forman parte del Gobierno, CHA, también ha dejado patente su decepción con el IMV un año después de su creación. Para la diputada aragonesista Carmen Martínez, el balance no puede ser satisfactorio, después de que el Ingreso Mínimo Vital generara unas expectativas “muy amplias” que doce meses después “no se han cumplido”.

Print Friendly, PDF & Email