Los locales de juego deberán tener un control de acceso que registre a diario a todos sus usuarios

Los empresarios ya mostraron su oposición a tener que colocar a un trabajador a la entrada durante todo el horario de apertura
Los empresarios ya mostraron su oposición a tener que colocar a un trabajador a la entrada durante todo el horario de apertura

Aragón quiere blindarse contra los problemas de adicción al juego, especialmente entre los colectivos más vulnerables. Es lo que pretende la DGA con la reforma de la Ley de Juego autonómica y con la que, entre otras medidas, se obligará a los locales de juego a tener un control de acceso situado expresamente en la puerta con el que se registre a diario cada una de las personas que acceden a este tipo de instalaciones.

El objetivo es mejorar las identificaciones que hasta ahora se hacen en estos locales para tener un mayor control los menores o personas incluidas en la prohibición del juego. Sobre este registro de personas prohibidas al juego, la reforma de la ley también prevé algunos cambios importantes. Así, en lugar de sacar del mismo a los usuarios que hayan cumplido un determinado tiempo en él, las personas que se hayan apuntado en el registro permanecerán con el acceso al juego bloqueado hasta que expresamente indiquen lo contrario.

Mayte Pérez cree que las quejas de los empresarios del juego son infundadas

Ante este nuevo registro obligatorio a la entrada de sus locales, los propietarios de estos negocios ya mostraron su enérgica oposición. Según explican, disponer de una persona en exclusiva para registrar los accesos a los salones a la entrada de los mismos supondría un gasto que no podrían afrontar.

Quejas que la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha reconocido haber recibido con «sorpresa». Según ha explicado, la reforma de la Ley del Juego que plantea el Gobierno es el resultado de un trabajo «ponderado y transversal», en el que se ha dialogado expresamente con el sector para tomar las medidas.

Sobre las quejas por el registro, la consejera ha negado que los datos de inviabilidad económica que plantean los empresarios sean veraces y ha recordado que es una medida que otros negocios de juego, como los bingos o casinos, llevan años cumpliendo sin mayores consecuencias.

300 metros de distancia con colegios y prohibición de publicidad y actividades de fidelización

Para luchar contra la adicción al juego en edades tempranas, la nueva ley aprobada por el Consejo de Gobierno este miércoles garantiza que ningún nuevo local de apuestas podrá ubicarse a menos de 300 metros de un centro educativo. Una prohibición que sin embargo no podrá afectar a aquellos salones de juego que ya están en activo y que podrán permanecer sin mayores restricciones en sus ubicaciones actuales.

Además, la publicidad que incite a este tipo de actividad quedará prohibida, así como las promociones, bonos o actividades de captación y fidelización de clientes. Así, la nueva ley impide expresamente acciones como el ofrecimiento de juego gratuito o a precio reducido o el reparto de consumiciones gratis en la barra de estos locales.

Las máquinas tragaperras, presentes en su mayoría en lo locales de hostelería, también deberán enfrentarse a nuevas restricciones. Así, mientras ningún usuario las esté usando no podrán emitir ningún tipo de estímulo lumínico y sonoro. Además, al iniciar su uso, el terminal deberá preguntar la edad al jugador y mostrar mensajes fomentando el juego responsable.

Print Friendly, PDF & Email
Los empresarios ya mostraron su oposición a tener que colocar a un trabajador a la entrada durante todo el horario de apertura