La segunda dosis de Pfizer a personas con AstraZeneca retrasará una semana el plan de vacunación

La Comunidad sostenía que continuar con la vacunación de AstraZeneca superaba en beneficios a los posibles efectos secundarios

La decisión tomada por el Consejo Interterritorial de Sanidad, en el que participa el Ministerio junto a todas las comunidades, de administrar una segunda dosis de Pfizer a quienes habían recibido ya AstraZeneca retrasará el plan de vacunación una semana en Aragón. Así lo ha confirmado en los micros de la Cadena SER la consejera de Sanidad, Sira Repollés, quien también ha manifestado que no se espera ampliar en los próximos días los horarios de la hostelería después de que la Comunidad se haya levantado este miércoles con un aumento de casos.

La decisión tomada en el Consejo Interterritorial choca con la que hasta ahora había defendido Aragón en este foro. Al igual que el criterio de la Agencia Europea del Medicamento, la Comunidad sostenía que continuar con la vacunación de AstraZeneca superaba en beneficios a los posibles efectos secundarios que pusieron en el foco a este fármaco hace unos meses.

Pese a esta postura, Repollés ha defendido la responsabilidad de su Departamento para cumplir con las directrices nacionales. De esta forma, más de 40.000 aragoneses que permanecían a la espera tras recibir un primer pinchazo de AstraZeneca comenzarán a vacunarse ahora con Pfizer.

“Son 40.000 dosis de Pfizer que no van a poder ser primeras dosis a otros colectivos”, ha justificado la consejera, consciente de las dificultades que supondrá este cambio en la estrategia de vacunación. Esta situación obligará al sistema de salud, ha explicado Repollés, a “readptarse”, algo que de cualquier modo se hará “con todas las garantías de seguridad”.

Aumento de los casos que frena por el momento la relajación de horarios en hostelería 

Más allá de la vacunación, Sira Repollés ha reconocido que los datos registrados en Aragón este miércoles son “más de los que se esperaban” tras casi dos semanas con una tendencia a la baja. Con todo, la consejera ha explicado que “un día malo” no cambia la tendencia, que espera que, aunque ralentizándose, siga descendiendo semana a semana.

Sin embargo, los 262 positivos notificados en el último recuento diario sí hacen a la consejera asegurar que no llegarán nuevas relajaciones en los horarios de la hostelería en lo que queda de semana. Tras ampliar una hora el cierre en Huesca y Zaragoza y dos horas en Teruel, Repollés ha reconocido que esta mayor flexibilidad puede ralentizar la bajada de la incidencia del virus, por lo que se ha mostrado partidaria de esperar algo más de tiempo antes de decidir nuevas medidas.

Print Friendly, PDF & Email