CCOO reivindica reformas laborales, fiscales y de pensiones que acompañen a los fondos europeos

El líder de CCOO a nivel nacional, Unai Sordo, considera que los sindicatos “han estado a la altura” durante este año de pandemia

CCOO ha inaugurado este miércoles su XIII Congreso regional del que se conformará la nueva ejecutiva a nivel autonómico, con el actual secretario general, Manuel Pina, optando a la reelección. Un foro de debate y examen donde se ha reivindicado la necesidad de afrontar reformas laborales, fiscales y de las pensiones que acompañen a la transformación económica que supondrán los fondos europeos.

Así lo ha puesto de manifiesto el líder de CCOO a nivel nacional, Unai Sordo, quien considera que los sindicatos “han estado a la altura” durante este año de pandemia. Igualmente, ha querido poner el foco en la eficacia de los servicios públicos y la profesionalidad de sus trabajadores para salir adelante en los momentos más críticos. “Claro que los trabajadores públicos y del sector privado han tenido un comportamiento ejemplar, claro que el sector sanitario ha tenido una función ejemplar y clave, pero lo que salva a la población no es el heroísmo, sino la profesionalidad de la gente y la existencia de los servicios públicos”, ha expuesto.

Pero esa mirada al pasado no frena las ambiciones de CCOO, que quiere iniciar de forma inmediata las conversaciones para un nuevo marco social de cara a la recuperación económica, que avecina “superior” y más rápido del pronosticado, y que acompañe a la llegada de fondos europeos. “Se abre una oportunidad de mejorar un tejido productivo que históricamente ha estado basado en el empleo precario y los bajos salarios. Es el momento, aprovechando esto traído de la transición digital, de dar una vuelta en profundidad a un modelo de crecimiento que debe rentabilizarse en algo distinto que empeorar las condiciones de trabajo”, ha aseverado.

Un nuevo marco social y laboral con determinados pilares. El primero sería la reforma de las pensiones, pensando en “las generaciones que se jubilarán en las próximas dos décadas”. El segundo, un incremento del Salario Mínimo Interprofesional para este año. “España no puede salir del 2021 con un crecimiento del 6% y tener congelado el SMI en 950 euros. No se lo puede permitir un gobierno progresista”, ha reivindicado Sordo.

Del mismo modo, la derogación de la reforma laboral sigue encontrándose entre las más altas prioridades de CCOO, con la que se “equilibre la negociación colectiva”, busque la formación permanente de los trabajadores, se limite la temporalidad y ofrezca alternativas al despido, con los ERTE como bandera. Todo ello acompañado de una reforma fiscal, en concreto, del Impuesto de Sociedades, y una regulación del mercado de la vivienda.

Lambán demanda un gran contrato social a nivel europeo

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha acompañado a los líderes sindicales durante la inauguración de este XIII Congreso regional, que inicia todo el proceso de renovación de la cúpula sindical en todas las Comunidades y a nivel nacional. Ahí ha puesto en valor “la actitud, trabajo y esfuerzo” de los agentes sociales durante la pandemia. “No hubiéramos podido desarrollar nuestras competencias sin la complicidad y apoyo de los agentes sociales, de los sindicatos, que han estado dispuestos a participar en todos los foros, dispuestos a contribuir con su apoyo moral y político a ir sacando medidas que han sido durísimas”, ha destacado.

No obstante, ahora que “la pandemia está próxima a quedarse atrás”, toca “destinar nuestras energías a la reestructuración de la economía”, ha afirmado Lambán, quien otorga a los sindicatos un papel “fundamental” para ofrecer un “sello de calidad” a los proyectos aragoneses que opten a recibir fondos europeos.

Igualmente, el líder del Ejecutivo ha reconocido que los fondos europeos, que “apresurarán los ritmos de modernización”, no van a solucionar problemas que “arrastramos desde hace mucho tiempo”. “Europa y España adolecen de la eficiencia del gran contrato social que dio origen a la UE, al Estado de Bienestar y a las mejores décadas en términos de justicia social y calidad de vida que ha conocido la humanidad. Empezó a saltar por los aires en los 70 con la agresión de las políticas neoliberales. No hemos superado la crisis de 2008”, ha añadido. Para mejorarlo, fija dos medidas: “pertrechar mejor de conocimientos” a los jóvenes para acceder a los “nuevos empleos que la nueva economía vaya generando”, y “actuar sobre la distribución del valor añadido de las empresas”, entre salarios, dividendos e impuestos.

Print Friendly, PDF & Email