Casademont se despide del Felipe arrasado por Tenerife y con mal sabor de boca (60-91)

EL Casademont debe reponerse cuanto antes. Foto: Basket Zaragoza

No pudo Casademont Zaragoza con el Tenerife en un mal partido que dejó sensaciones negativas por todos lados. Una dura y sonrojante derrota por 60-91 puso un broche para olvidar a la temporada en el Príncipe Felipe sobre la que se debe pasar página cuanto antes.

Harris, Ennis, San Miguel, Brussino y Wiley componían el quinteto inicial de un partido que se ponía de cara. Harris, Ennis y Wiley combinaban para alzarse con un ilusionante 8-2 con tres minutos de juego. Ahora bien, los canarios no eran poca cosa, y en un partido de ida y vuelta no permitían despegar a los de Casimiro. 15-10 a 2.32 del final. Eso sí, al salir a la pista Benzing el partido lograba coger velocidad. Al final, 24-17 en el primer cuarto.

Gracias a un 2+1 de Harris aumentaba a diez la distancia, pero con 13 minutos de juego Cavanaugh lograba acabar con el preciado botín. 27-27 y nervios en las filas rojillas. Otro 2+1, esta vez en contra, daba ventaja a los visitantes por primera vez desde el 0-2. Máxima ventaja a 3.22 del descanso, con 32-38. Seguía la sangría para irse a 32-40. Arreglaban los zaragozanos el mal parcial para irse al medio tiempo con 37-41.

Debía reaccionar en defensa Casademont Zaragoza si quería llevarse un partido que apuntaba a ser sufrido de principio a fin. Harris estaba siendo el más destacado de los locales, con 11 puntos, 3 rebotes, una asistencia y 14 de valoración. El resto, salvando a Benzing, debía meterse en el partido desde ya.

Comenzaba el tercer cuarto con la misma falta de concentración, y Huertas desde tres castigaba a los aragoneses para poner un contundente 38-46. Continuaba la peor versión del Casademont Zaragoza, que no podía con los canarios. Salin seguía haciendo de las suyas, y con otro triple se ponía diez por encima de los de Casimiro. Una distancia superior era la que marcaba el electrónico antes de empezar el último envite, reflejando un duro 48-61.

El Casademont Zaragoza estaba fallón, poco acertado en defensa y sin fuerzas. Pasaba factura la resaca europea, que sacaba una mala versión de los rojillos. Huertas y Shermadini hacían lo que querían, acertando en tiros libres, cortes y lanzamientos. 50-68 en el primer tiempo muerto. Comenzaba a ser sonrojante la derrota: 54-79 a falta de casi cuatro minutos. Aumentaba así la renta poniéndose 60-91 y ofreciendo la peor imagen de la temporada.

Print Friendly, PDF & Email